lunes, 21 de mayo de 2012

VACACIONES CON PAPÁ

En mi Lista, tenía apuntada a Dora Heldt, pero no con papá, sino con la tía Inge. De hecho, yo no conocía Vacaciones con papá, tenía anotado que quería leer La tía Inge dice basta. Y cuando vi la portada, que me pareció la misma y el nombre de la autora, me cegué, tuve un cortocircuito, y me puse a leer...

«Quiero a mi padre. A ser posible con tres horas de distancia por medio. O con mi madre delante. O para tomar un café. Pero dos semanas de vacaciones juntos podían desatar turbulencias insospechadas.»


Christine y Dorothea, dos amigas en los cuarenta, se disponen a pasar unas relajantes vacaciones en una isla del mar del Norte ayudando a una amiga común a renovar su pub: deberán trabajar, sí, pero tienen por delante dos semanas de paseos por el mar, copas y risas entre amigas. Sin embargo, la madre de Christine tiene otros planes para ella... tiene que estar dos semanas en el hospital así que, para no dejarlo solo, invita a Christine a que se lleve a su padre con ellas. En cuanto Heinz pone un pie en la isla toma el mando de las obras del pub. Pero las cosas se complican cuando descubre que los isleños están tras un estafador que se esconde entre ellos. Heinz lo tiene claro: sólo puede ser Johann, el misterioso huésped del hostal que, por si fuera poco, ha conquistado el corazón de su hija... Una encantadora y original historia sobre las relaciones padre-hija.


Ya me extrañaba a mi que no apareciese ninguna tía por ahí...

El caso es que Christine y su amiga Dorothea se han comprometido con la tercera del grupo, Marlenne, para ayudarle a preparar su nuevo pub, adjunto a la pensión que lleva. Pero cuando faltan unos días para irse, la madre de Christine le llama para decirle que a ella le van a operar de la rodilla y por tanto Christine tiene la obligación de llevarse a su padre "de vacaciones" con ella. Con los argumentos de que les ayudará a preparar el pub y haciendo uso del clásico chantaje materno sin importar la edad del hijo, Christine y Dorothea se encuentran a sus cuarenta y tantos bajo la tutela de Heinz, un hombre con un curioso sentido de lo correcto...

Cuando llegan a la isla donde vive Marlenne, Heinz ya ha tomado el control y ha decidido que su presencia es imprescindible y la vida de las tres mujeres está descarriada sin su presencia. Así comienza a dirigir el cotarro: la obra del pub y a sus trabajadores, la forma de delegar de Marlenne, la relación de Dorothea con Nils, el interiorista de la obra, que es "un melenudo y probablemente trafica con droga"...

Y entonces llega Johann, un huesped que segun Heinz "no es trigo limpio porque tiene la mirada rara", y Christine se enamora. Pero Heinz, obsesionado con que hay algo raro en ese huesped, recluta a todos los hombres que se han ido uniendo a la obra (y que al igual que él, tienen más intención de dar ordenes de que trabajar) y crea un equipo de vigilancia de lo más variopinto y ridículo. Así es como Christine se encuentra con su nuevo ligue perseguido por una panda de jubilados y una duda que no le deja dormir tranquila: ¿es realmente Johann un cazafortunas buscado por la policía?

Vacaciones con papá es una novela cargadísima de humor; de un humor basado en la ironía y la ternura a partes iguales. El lector no puede evitar sentir aprecio por Christine y admirar su paciencia, a la vez que querría  abrazar o estrangular a Heinz en diversos momentos.

Lo raro de la historia es cómo está formada. La acción transcurre aproximadamente entre diez días y dos semanas, y es la clásica historia en la que parece que no pasa nada y sin embargo, pasan bastantes cosas. La sensación de avanzar en las páginas pero no en la historia es, para mi, permanente. Hacia la mitad del libro, pensé que eso iba a acabar en tragedia literaria: pensé que hasta casi el final del libro seguro que no pasaba nada y luego se precipitaría todo rápido y mal. Pero no, no fue así. El final es tan pausado y tranquilo como el resto de la novela, sin perder ni un ápice de humor.

El lenguaje es como me gusta a mi, cercano, de andar por casa. Los personajes soy muy variados, muy bien trabajados dentro de ese humor que los caracteriza, y además, muy acertados en cuanto al grupo que forman y las descripciones físicas y de personalidad. Tres mujeres en la cuarentena, solteras y sin hijos, dos hombres también solteros, cinco jubilados bastante calzonazos, dos huéspedes del hostal de Marlenne que ambas parecen sacadas de un universo hortera y enamoradas de Heinz, unas gemelas de siete años... Para todos los gustos.

Me ha gustado, pero me encuentro con sentimientos contradictorios. Por un lado, , porque me ha hecho reir, sonreir y sentir cariño por los personajes (sobre todo por Heinz); pero por otro lado, no, porque no me ha provocado curiosidad al dejar el libro, no pensaba "¿como seguirá esto? ¿cómo se resolverá la trama?", y el ritmo lento de "parece que no pasa nada aunque sí pase" es una cosa que a mi no termina de gustarme...

Aun así, lo recomiendo para un momento de ánimo bajo o por cambiar un poco de temática. Es rápido de leer, sencillo, con golpes de humor muy buenos y hace sonreír.


VACACIONES CON PAPÁ
-Dora Heldt-
Editorial Planeta, año 2011
PVP. 19,90€



"-Christine, por Dios, cómo has crecido. Todavía me acuerdo de cuando me vomitaste al echar los gases en el único traje que tenía. Media hora antes de ir a la iglesia. Era la confirmación de Volker, creo. ¿No, Heinz? Me prestaste una chaqueta. Pero eras una monada, Christine.



-Tu hijo y yo somos de la misma quinta, y a los catorce ya no echaba los gases, Kalli.



-¿No? Pues entonces quizá fuera en el bautizo..."








15 comentarios:

  1. Pues vaya, me dejas en la duda....
    No es un libro que esté en los primeros puestos de mi lista de deseos pero si se cruza en mi camino, sí que le daré una oportunidad.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entretenido es, y se lee muy rápido, te lo ventilarías en un par de horas!
      :*

      Eliminar
  2. Tengo a este libro en mi punto de mira desde su publicación, pero sin grandes expectativas, porque tiene pinta de ser de esos que entretienen pero sin llegar a ser grandes novelas. Tu opinión no hace más que confirmármelo, pero la leeré, porque de vez en cuando viene bien leer novelas así, para desconectar. Ahora sólo me falta hacerme con ella
    Un beso!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, yo no lo hubiese expresado mejor! JUSTO ESO!

      un beso!!

      Eliminar
  3. Si dices que con esta novela me voy a reir, me reiré seguro. Me lo dice otra y no, pero tú... jajaja

    Oye, cuidado con los cortocircuitos, por el amor de dios!j ajajjajaj

    Besos amore!
    Lupa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cariño mio! un día leemos a dúo uno de estos... y lo comentamos... porque me pasa lo mismo contigo xD

      un besazo preciosa!

      Eliminar
  4. A mí los libros en los que no pasa nada o casi nada aparentemente, si están bien escritos claro, me suelen gustar mucho... Me lo anoto!
    Besines,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues fijate, a mi me da una rabiaaaaaaaaa...!! este seguro que lo disfrutarías entonces!
      un beso!

      Eliminar
  5. Yo lo tengo anotado desde que lei la reseña en Historias susurradas, no como lectura a corto plazo, pero sí para tener en cuenta
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues a mi ni me sonaba! que cosas... besazo!

      Eliminar
  6. Jajaja, buenísimo el párrafo que has puesto de los gases. Mira, me lo voy a anotar para cuando tenga ganas de echarme unas risas, que aunque pasen cosas y no pase nada, el humor del bueno siempre encuentra un hueco en mi lista. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me hizo mucha gracia, pero luego no tenía muy claro si se iba a ver tan gracioso sin el conjunto... oye, ni tan mal! muaaaaaaa!

      Eliminar
  7. Me pasa como a LAKY,es de estos libros que me váis descubriendo en la red pero en los que yo no hubiera reparado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. justo... y precisamente esos libros son mi ruina!

      Eliminar
  8. Pues mira, a veces tiene una ganas de leer algo que le arranque la sonrisa, y en este género no estoy muy puesta, así que me llevo apuntadito éste, que parece que lo consigue. Buena reseña!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Whoever you are, now I place my hand upon you, that you be my poem...

(Walt Whitman, 1855)