miércoles, 30 de mayo de 2012

Happines is...

Saber con cinco minutos de diferencia que en el sorteo de Alianza he ganado un libro de Bierce (no sé qué título me tocará) y la camiseta de la foto; y que mi blog haya sido seleccionado para leer el libro que tanto quería, no tiene precio... ¡¡Gracias planetas alineados y señores de Alianza & Seix Barral!!


La camiseta y libro de la foto lo sortearon en la página de Facebook de Alianza Editorial. Dado el éxito, se va a volver a sortear este viernes, os dejo el link por si os animáis :)

Por otro lado, Cada día, cada hora es una novedad editorial de Seix Barral, lanzada el 22 de mayo, y con la que llevo dando la barrila desde entonces a todo aquel que no pueda escaparse de mi... Me apunté a una promoción en la que pedían lectores para la misma, sin mucha esperanza, y sorprendentemente he sido una de las seleccionadas...

Happines is... ¡ESTO MISMO!



Sinopsis de Cada día, cada hora:

Como en los versos de Pablo Neruda, Dora y Luka sienten, «cada día, cada hora», que están destinados el uno al otro. De niños pasaban juntos los días de verano en una playa de Croacia, hasta que la familia de Dora abandonó el pueblo y Luka se quedó solo. Dieciséis años después, el destino vuelve a unirlos. Y es evidente, están hechos el uno para el otro, pero la vida se empeña en separar sus caminos. 

Cada día, cada hora es el relato de un amor atemporal y único, tan poético y conmovedor como la voz con que está narrado. Desde las orillas del Adriático hasta los teatros de París, desde los años sesenta hasta nuestros días, la historia de Dora y Luka captura toda la nostalgia de los amores perdidos y la inquebrantable esperanza del reencuentro. 

Antes incluso de ser publicada en Alemania, Nataša Dragnic sedujo a editores de veintiocho países con esta novela, calificada ya como la historia de amor del año y en cuyas páginas uno quisiera quedarse para siempre: «Después de leerla, el lector se siente tan feliz y contento como querría sentirse cada vez que cierra un libro», leipzig-almanach.de.



15 comentarios:

  1. Jo, qué suerte! La verdad es que el libro tiene buena pinta, y la camiseta mola bastante, así que probaré suerte para el viernes. 1beso!

    ResponderEliminar
  2. M Felicidades!! yo también entraría en Happiness con algo así :) El argumento pinta, muy, muy bien. Esperamos noticias. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marilú!! No veas las ganas que tengo de reseñarlo ya :D

      mua!

      Eliminar
  3. Esperaremos tu reseña, y ¡enhorabuena por la camiseta!

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena, no me extraña que estés tan contenta!

    ResponderEliminar
  5. Ohh muchas felicidades! Normal que te haga ilusión!!!
    Pues espero tu reseña que además pinta muy bien!!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. ¡Enhorabuena por el doble premio! A ver qué nos cuentas sobre esta novela romántica.

    ResponderEliminar
  7. Mil felicidades! no veas las ganas que le tengo a este libro!!!! lo quiero! y qué camiseta!!!! también la quiero! disfruta de la lectura guapísima

    besos taxativos, por supuesto!!!

    ResponderEliminar
  8. Al de Alianza no me apunté pero sí al de Blogguz y ¡también me han elegidoooo! No sabes la alegría que me das diciéndome que vas a participar, será como una especie de lectura conjunta, ja, ja. Enhorabuena por tus premios!!

    ResponderEliminar
  9. Enhorabuena, desde luego estas en racha.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  10. jejeje sabía que querías esa camiseta jejeje te felicito guapaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    Besos
    Lupa

    ResponderEliminar
  11. Mi blog también ha sido seleccionado por Bloguzz. Espero que disfrutemos la novela...
    Besos,

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena por haber sido elegida. La verdad es que hace mucha ilusión cuando a una le apetece ¿verdad? Estaré atenta a las reseñas, porque a veces es decepcionante lo mucho que en ocasiones prometen las editoriales en las campañas de lanzamiento.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Whoever you are, now I place my hand upon you, that you be my poem...

(Walt Whitman, 1855)