sábado, 31 de diciembre de 2011

Reto 2012: Lee tu nombre

Angie Sonrie de el blog Forgotten dreams ha tenido la ocurrencia de crear otro reto. Por lo general no me gusta mucho la idea de apuntarme a los retos porque se me desmadra la cosa y termino liándome (u olvidándome, lo reconozco), pero ha parecido muy original y me ha hecho gracia, así que me apunto.

Se trata sencillamente de leer libros que comiencen con la letra de tu nombre o nick, la bases las tenéis aquí

Como en mi caso el nick solo es una letra, usaré ambas cosas. Por lo tanto, me tocan siete libros:

M:

M:
A:
I:
D:
E:
R:


La cuenta del reto la dejo en una pestaña de la parte superior de la página.



viernes, 30 de diciembre de 2011

Balance 2011

Hace unos días, cuando fui a comprar recambios para la agenda donde apunto los libros leídos y las frases y párrafos que me gustan de cada uno, pensé en hacer un balance de lo leído desde el día 1 de enero hasta hoy (más bien hasta mañana, pero sé que para mañana voy a terminar ningún libro y tampoco voy a tener tiempo de actualizar).

En general ha sido un buen año de lecturas, mejor que el 2010 que leí bastante menos pero peor que el 2009, que leí 20 libros más. Este año lo cierro con 71 libros, sin contar los que he dejado a medias porque no me gustaban o los que he leído algunas partes (como libros de cuentos, fábulas o moralejas; o sencillamente capítulos que me marcaron de ciertas novelas).

Siempre he dicho que nosotros no elegimos a los libros, ellos nos eligen a nosotros. No creo en la casualidad de que uno quiera leer un libro que es fácil de conseguir (una novedad, está en la biblioteca, lo tiene un amigo o familiar al que pedirlo prestado) pero no lo consigue. Me ha pasado mucho y teniendo en cuenta las circunstancias en las que esos libros me han ido llegando, se confirma mi teoría de que las cosas llegan cuando es su momento, y en este caso los libros llegan cuando el mensaje que van a transmitir es necesario para el que lo lee... Como dice Josephine en Los ojos amarillos de los cocodrilos, "...por eso tenemos que estar muy atentos, para que no se nos pase...".

En función de eso, he estado mirando la agenda buscando los libros que más especiales han sido este año para mí. No los que más me han gustado, sino los que más me han aportado.

-Secreta Penélope (Alicia Gimenez Bartlett) me llamó la atención como pocos lo han hecho. La excepcional descripción de un personaje tan particular como Sara y la facilidad para comprender las reacciones que provoca en distintas personas me pareció fascinante. Esa sinceridad desbordante y mojarse tanto en una crítica social es de valientes. Si a eso le añado que el libro de verdad hace pensar y poner en duda la tolerancia de uno mismo y que está muy bien escrito, se lleva un 10.

-Los ojos amarillos de los cocodrilos (Katherine Pancol) fue un regalo de mi madre que llegó en el momento más necesario. La historia no es nada excepcional y los personajes son personas corrientes, pero el canto a la esperanza y la superación está presente en todo el libro, al igual que en El vals lento de las tortugas, que me gustó mucho también, y que espero encontrar también en Las ardillas de Central Park están tristes los lunes cuando me ponga con él. Me gusta mucho además la variedad de personajes, y por tanto de personalidades que hay en la historia, porque precisamente es interesante para mi ver distintos puntos de vista para afrontar esa esperanza, superación y caminos marcados en la historia. Además los tres libros son regalos, y eso los hace más especiales.

-Cumbres borrascosas (Emily Brontë) me descubrió no sólo otro mundo literario como son los clásicos (del que yo tenía bastante mal concepto, más que nada porque los consideraba aburridos), sino que es una historia genial, con unos personajes curiosos que parecen más llenos de fallos que de virtudes pero que son tan humanos como todos. Además eso me llevó a interesarme tanto por la vida de las hermanas Brontë como por otros autores de esa época y descubrí cosas que me resultan muy interesantes a nivel personal.

-No me iré sin decirte a dónde voy (Laurent Gounelle) es una historia aparentemente profunda pero con un final rocambolesco que termina por cargarse el conjunto. Sin embargo, tiene auténticas lecciones de vida y reflexiones muy interesantes que uno puede llevar al cabo en su vida diaria y sorprenderse de la sabiduría que se esconde en esas páginas.

-La casa de Riverton (Kate Morton) me hizo conocer a la autora, que tiene un talento impresionante, y me enganchó de forma casi enfermiza. Esto último suena mal, pero mientras duró la lectura me pasaba el tiempo esperando encontrar un rato libre para seguir con la misma. Disfruté muchísimo de la historia y me aportó muy buenos ratos: fue maravilloso engancharse a un libro con esa intensidad. A la mayoría de la gente les ha gustado mucho más la obra maestra de Morton, El jardín olvidado, pero para mi La casa de Riverton es mucho más especial.

-Las chorradas de mi padre (Justin Halpern) sencillamente fue una sesión de risoterapia que me dejó una sensación tremenda de bienestar en el cuerpo, sonrisas constantes y ganas de recomendárselo a todo el mundo.

-Los bosques de Whitethorn (Maeve Binchy) me transmitió una dulzura increíble. El estilo narrativo de esa mujer es algo difícil de encontrar. Me encantó, al igual que con Los ojos amarillos de los cocodrilos, la variedad de personajes, y además en este caso la variedad de historias y vidas distintas que podrían ser la de cualquiera de nosotros. Trata tanto en esta novela con en Bajo el cielo de Dublín los tres temas que más me gustan: las relaciones (no de pareja, sino en general: las relaciones humanas), la esperanza y la supervivencia

-La campana de cristal (Sylvia Plath) me aportó una nueva visión sobre la delicadeza de una depresión. Es la descripción mas sencilla, precisa y profunda que he leído jamás sobre como una persona depresiva y enferma vive día a día en un túnel del que no puede ni sabe salir. Además, al igual que con las Brontë, mi fascinación por Plath fue en aumento y descubrí la que a día de hoy (y probablemente durante toda mi vida) es una de mis autoras y personas favoritas en el mundo literario.

Aunque ha habido algún mes de lecturas pésimas, como octubre, estoy contenta con lo leído. Aun así, me gustaría poder superar los 71 de este año como mínimo con los 75 del desafío de Tatty, cosa que espero poder conseguir ya que ahora además cuento con el Kindle que me regalaron hace dos días. (Increíble pero cierto, me he bajado del burro y he aceptado barco...)

¡¡Feliz año nuevo 2012!!


Desafío 2012

Para este año 2012, a Tatty de El Universo de los Libros, se le ha ocurrido un nuevo desafío: se trata de leer 75 libros en el periodo de tiempo comprendido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2012.



Si os apetece uniros al reto, en su blog podéis ver como hacerlo. Por mi parte, pongo una pestaña con esta entrada e iré modificandola a medida que vaya terminando libros...

¡Felices lecturas!



martes, 27 de diciembre de 2011

Sorteo Verde en Letras, Libros y Más

El escritor Eloy Moreno en colaboración con el blog Letras, Libros y Más traen un sorteo: un ejemplar de su novela "El bolígrafo de gel verde" dedicado por el autor.

Para participar no tenéis más que pasaros por el blog y seguir las bases del sorteo, cuyo plazo finaliza el 28 de enero.

¡Mucha suerte!


YO, MI, ME... CONTIGO

Cuando supe que David Safier publicaba un nuevo libro, me faltó tiempo decidir que tenía que leerlo sí o sí. El problema es que ya llevo una temporada leyendo terceras partes o terceros libros de ciertos autores que me han decepcionado bastante y este libro me ha llegado justo cuando ya estaba convencidísima de que "si segundas partes nunca fueron buenas, las terceras menos..."

Pero cuando lo vi en la biblioteca, lo cogí sin pensarlo, solo por los buenos ratos que he pasado leyendo Maldito karma y Jesús me quiere. 

En Yo, mi, me... Contigo, el guionista riza el rizo con una historia aun más rocambolesca: Rose es una mujer que se siente desdichada y tras una sesión de regresión con un hipnotizador, aparece compartiendo cuerpo con el mismísimo William Shakespeare... Lo cual no sería un problema si no fuese porque el hipnotizador le ha dejado claro que si le matan en esa época, también morirá en la actualidad, y Shakespeare tiene una curiosa facilidad para que alguien quiera asesinarle todos los días... 

Por si fuera poco, y aunque logre salvar la cabeza, Rosa tiene más problemas: uno, que compartir cuerpo con el dramaturgo es agotador, y dos, que sólo podrá volver a su cuerpo cuando descubra que es el verdadero amor. Algo complicado porque su ex novio, al que considera el amor de su vida, está a punto de casarse con otra...

Safier avisa en la primera página: "Advertencia al lector: Este libro tiene una falta de fundamento historico impresionante". Creo que ese desmadre y los golpes de humor es lo que salvan la novela, porque aunque la historia es entretenida, me resulta casi idéntica a las dos anteriores. El tipo de personajes y su situación sentimental/personal, ese humor que roza lo absurdo pero le salva la ternura que destila en las siguientes líneas y el don para acabar los capítulos en el momento exacto se repiten libro tras libro. Para quien no ha leído nada más del autor, es un libro genial que proporcionará seguro un rato muy agradable al lector; pero para quien ya lo conoce, resulta bastante repetitivo.

Conclusión: lo que ha salvado el libro, para mi, ha sido la originalidad de la historia, absolutamente rocambolesca, y la moraleja de la misma. Todo lo demás es una repetición de los anteriores libros, pero no voy a mentir: si hubiese una cuarta novela, la leería igualmente. 


YO, MI, ME... CONTIGO
-David Safier-
Editorial Seix Barral, año 2011
PVP. 16€



Primer capítulo de la novela.


lunes, 26 de diciembre de 2011

Concurso Libros y Literatura (II parte)

Ya se ha cerrado el plazo de participación en el concurso de Libros y Literatura de Facebook. y sólo quedan las votaciones. 


Los responsables nos han mandado un mail a los paticipantes en el que nos dan un link directo a nuestra microrreseña para que lo hagamos circular entre nuestros amigos y así conseguir más votos. ¡La verdad es que no me lo esperaba!

Así que por si acaso, aquí dejo el link a la mía, del que por cierto ya hay aquí una reseña: Los bosques de Whitethorn. 


sábado, 24 de diciembre de 2011

¡Feliz Navidad!

Desde que una Navidad vi esta imagen, se convirtió en mi favorita para las fechas...


¡Así que Lenore y yo os deseamos unas felices fiestas!
(...y si esa felicidad se extiende al resto del año, mejor...)


jueves, 22 de diciembre de 2011

JANE EYRE

Reseñar este libro supone para mi revivir una decepción literaria muy marcada. Aunque me repita mucho reconociendo que las comparaciones son odiosas, siento la necesidad de hacerlo ya que si me interesé por Jane Eyre fue precisamente a través de Cumbres borrascosas. No solo eso, sino que al ser un clásico indiscutible, di por hecho que la novela tenía que ser forzosamente buena, y ya que Emily Brontë se ganó mi absoluta admiración con su novela, pensé que su hermana Charlotte tenía todas las papeletas para ser otra referente.

Pero no. Para empezar, y por si alguien no lo sabe, Jane Eyre es una novela publicada en 1847, primera pista para hacernos una idea de la temática o al menos del lenguaje que se va a usar en la misma. Otro detalle importante es que Charlotte Brontë, al igual que su hermana Emily, tuvo que publicar la novela bajo un seudónimo masculino: Currer Bell. Una segunda pista, y es que ciertas historias no podían (o debían) ser contadas por mujeres: hablamos de una época en la que casi todo era un escándalo. 

La novela es la historia de la joven Jane Eyre, narrada en primera persona. La protagonista es una persona sencillamente desgraciada. Hija de un clérigo, sus padres murieron al poco de nacer y quedó bajo la tutela de su tío (hermano de su madre) y su mujer. A la muerte de su único pariente, queda bajo la absoluta tutela de su viuda, que por supuesto, odia a la niña. El libro comienza precisamente cuando Jane recuerda su tormentosa vida en casa de esa mujer y sus tres hijos, dos niñas y un niño que se dedican a maltratar física y psicológicamente a Jane, utilizando una crueldad que ni su tía ni los criados excusan. Al contrario, desde niña le inculcan la idea de que es una persona horrible y sin posibilidad de perdón de Dios. 

La tía, al más puro estilo de madrastra de Cenicienta, envía a Jane a Lowood, un internado extremadamente religioso en el que las niñas sufren verdaderas penurias: el hambre, el frío, la enfermedad y la muerte son el día a día de ese colegio. De esta manera Jane se encuentra totalmente sola en el mundo: sus parientes por fin se han librado y desatendido totalmente de ella, por lo que decide salir adelante haciendo lo único posible en ese momento: luchar contra el hambre y el frío y estudiar. Así pasan ocho años, seis estudiando y dos de maestra en el propio internado cuando algo se remueve dentro de ella y sus ansías de ver y conocer mundo más allá de los muros de Lowood le hacen poner un anuncio en el periódico donde se ofrece como institutriz.

A partir de aquí empieza por fin "la acción": entra a servir a una mansión en la que su pupila es la protegida de el señor Rochester, o como ella lo llama, el señor. Convive con el ama de llaves, la niñera, la niña y un par de criados hasta que el señor vuelve a la casa. Y como es de esperar, Jane se enamora

Pero no podemos olvidar que la protagonista es una persona que atrae a la desgracia y aunque el señor Rochester corresponde a Jane, hay que tener en cuenta la inmensa carga de religiosidad que tiene el libro, verdaderamente obsesiva, y en la que todo está prohibido, además de la nula autoestima de la joven y los desprecios de los miembros de clase alta (amigos del señor) y el secreto que la chica descubre: Rochester está casado, y su mujer, completamente loca, vive escondida en el último piso de la mansión. Jane huye despavorida, dejando solo y desolado a su enamorado. Sin dinero ni familia, la chica se dedica a vagar buscando recursos y de esa forma se desarrolla la novela casi hasta el final, que aunque no lo voy a destripar (a pesar de haberlo hecho casi con todo el libro), creo que queda bastante claro que es un final inmensamente feliz que ni por asomo pega con el resto de la historia.

Dicen que Jane Eyre es una novela que habla sobre la diferencia de clases. Estoy de acuerdo, pero es mucho más que eso. Si bien hay que partir de que Jane es constantemente rechazada y repudiada por no tener fortuna ni ser de alta cuna, al final todo ese argumento es totalmente desmontado por la propia Jane, que constantemente está hablando de la igualdad de las personas ante Dios pero solo se envalentona cuando cae en sus manos una fortuna. Otro detalle que no me ha gustado absolutamente nada es el juego manipulativo en el que cae constantemente con el señor Rochester: el hombres es cruel y mezquino, retorcido y bastante egoísta, y ella cree que usando la ironía consigue no solo controlar al hombre, sino ganarse su respeto. Lo que hoy en día consideramos un abuso sobre una debilidad, Charlotte Brontë lo relata como algo absolutamente normal: una mujer solo es un objeto en manos de un marido y con el deber de aguantar todo lo que le vuelque encima. Jane no tiene derecho a queja ni voto a menos que se lo concedan, y sin embargo ella se cree con el control de actos y retórica

Vuelvo a añadir que el libro tiene una sobredosis religiosa bruta. Sabía de antemano que las hermanas Brontë son hijas de un clérigo y que Charlotte se casó con un reverendo, por lo que la religión estuvo presente con mucha fuerza durante toda su vida. Además ella y sus hermanas pasaron un tiempo internadas en un colegio religioso, del que se sabe que se inspiró para el internado Lowood. Aun así, después de haber leído Cumbres borrascosas, creía que el tema religioso estaría muy a la par: presente, pero no obsesivo. Craso error, porque en Jane Eyre la obsesión no solo de la protagonista, sino de varios personajes, con la religión y Dios es agobiante, sobre todo porque no la usan como consuelo, sino como amenaza, castigo y premio solo al alcance de algunos. Terrible de verdad.

En general la historia me ha parecido deprimente. Reconozco que Jane es un personaje con capacidad de supervivencia y mucha fortaleza física para el enclenque cuerpo que describen, pero es un personaje bastante pesimista que se empeña en destruir sus propios sueños. Posiblemente sea una actitud real de la época, en la que como digo, las mujeres no eran nada más que un instrumento de trabajo y maternidad, pero ni por asomo creo que Jane Eyre merezca ser catalogada como heroína.

La narración me ha transmitido malas vibraciones, y me ha costado acabar el libro, que es larguísimo (600 páginas). Creo que se pierde bastante tiempo en la descripción de paisajes y metáforas, aunque lo cierto es que estas son excepcionales y el hecho de que la historia no me haya gustado, no quita que me haya parecido un libro bien escrito, con imaginación (especialmente por la historia de la mujer que la escribe, ya que me parece muy interesante tener en cuenta las circunstancias que llevan a los autores a escribir sus novelas) y talento. Por eso, la puntuación que le doy al libro es "Bueno", porque creo que un clásico siempre merece la pena ser leído y es una oportunidad de conocer cómo funcionaba no solo la sociedad clasista, sino la mente contaminada de una mujer de la época, que en este caso es para mí una clara mezcla de autobiografía y deseos reprimidos de la propia Charlotte.


JANE EYRE
Random House Mondadori - DeBolsillo, año 2010
PVP. 9,95€






Charlotte Brontë
21 de abril de 1816 - 31 de marzo de 1855


Otras portadas de Jane Eyre...






Concurso Libros y Literatura de Microrreseñas 2011

En la página Libros y Literatura de Facebook hay un concurso navideño: se trata de escribir una microreseña sobre el libro que uno quiera. La condición es que no pase de 500 caracteres y el plazo es hasta el día 25 de diciembre.

El premio es ni más ni menos que 100€ para canjear en Fnac.es y un lote de libros de la editorial Impedimenta.

Para más información, aquí os dejo las bases del concurso.

¡Mucha suerte a todos!


sábado, 17 de diciembre de 2011

Momentos muy ·M·

Emily Brontë me fascinó tanto con Cumbres borrascosas, que desde entonces tenía pendiente leer Jane Eyre. El libro llevaba desde principios de verano en la mesa de "pendientes de leer", pero se fueron adelantando otros, principalmente porque los cogía de la biblioteca y por la tranquilidad (y pachorra, lo reconozco) de que ese libro sea mío y no tenga plazo de devolución.

Cuando terminé los tres últimos, me propuse seriamente leerme el libro. Además, me pasó lo mismo que con Emily: indagué y leí sobre Charlotte, y su vida me llamó tanto la atención que leer Jane Eyre me pareció tan normal como respirar. Como si no tuviese las suficientes motivaciones, participé en un sorteo en la web de Austral y cuando ya me había olvidado, me comunicaron que era la ganadora de dos entradas para ver la nueva película en el cine.

Así que poco a poco me voy sumergiendo en el mundo que creó Charlotte desde su soledad, tan parecido al de Emily y sin embargo, más esperanzador. O eso me parece de momento...


martes, 13 de diciembre de 2011

Fragmento: La sombra del viento

-No hay derecho, no señor -comentó la Merceditas, apostada a la puerta de la librería, lejos de las manos de Fermín-. Pobrecillo, si es más bueno que el pan y no se mete con nadie. ¿Que le gusta vestirse de faraona y salir a cantar? ¿Y qué más dará? Es que la gente es mala. 

Don Anacleto callaba, con la mirada baja. 

-Mala no -objetó Fermín-. Imbécil, que no es lo mismo. El mal presupone una determinación moral, intención y cierto pensamiento. El imbécil o cafre no se para a pensar ni a razonar. Actúa por instinto, como bestia de establo, convencido de que hace el bien, de que siempre tiene la razón y orgulloso de ir jodiendo, con perdón, a todo aquel que se le antoja diferente a él mismo, bien sea por color, por creencia, por idioma, por nacionalidad o, como en el caso de don Federico, por sus hábitos de ocio. Lo que hace falta en el mundo es más gente mala de verdad y menos cazurros limítrofes. 


LA SOMBRA DEL VIENTO
-Carlos Ruiz Zafón-




domingo, 11 de diciembre de 2011

UN CORAZÓN LLENO DE ESTRELLAS

Cuando Un corazón lleno de estrellas salió a la venta en septiembre de 2010, pensé que quería leerlo sencillamente por el título, que me parece uno de los más bonitos que he llegado a ver. Pero aunque estaba en la primera o segunda página de La Lista, no ha sido hasta este octubre de este año que ese libró entró en casa por el cumpleaños de mi madre. 

Por la sinopsis me pareció un libro con una historia sencilla, y además pensé que con 160 páginas tampoco da tiempo a mucho enrevesamiento:

"Selonsville, 1946. La crudeza de un invierno largo y frío se resiste a abandonar la ciudad que se recupera de las heridas de la guerra. 

En un orfanato Michel y Eri, amigos inseparables, contemplan desde el tejado el cielo nocturno. Ninguno de los dos sabe que a la mañana siguiente, Eri no despertará. Ha entrado en un coma profundo y los médicos son incapaces de encontrar la solución que le devuelva la vida. Solo Michel podrá cambiar el destino de la niña guiado por los consejos de una sabia anciana. El pequeño tendrá que localizar a nueve personas y confeccionar con retales de su ropa un corazón. Pero para que éste funcione necesita encontrar el secreto del amor ilimitado, que se esconde en lo más profundo de su alma."


Sencillamente, es un libro que habla de amor. Del amor universal, del que hace que uno quiera lo mejor para el otro, sea por una pareja, por un familiar, por un amigo o por un desconocido. El amor en todos sus aspectos son enumerados de manera de Michel aprenda la lección y pueda compartir con Eri el tipo de amor que realmente siente por ella.

Con capitulos cortitos en los que todos hay una lección bellísima, los autores han creado una obra con la que yo al menos no he podido evitar llorar. Incluso en el prólogo, donde Alex Rovira cuenta la historia de su propia hija, me emocioné mucho (aunque tengo que reconocer que no es que el libro sea un dramón épico, sino que yo soy muy llorona). Lo empecé anoche y lo terminé en un ratillo, ya que aparte de ser finito, la historia tiene una sobredosis de ternura por parte de Michel que atrapa totalmente.

Se pueden explicar muchísimas cosas sobre la historia pero tengo la sensación de que sería contarla directamente y destapar sus secretos; y eso es algo que no soporto, no sólo porque odio que me lo hagan a mi, sino porque categorizo este libro en el grupito de "lectura obligatoria al menos una vez en la vida".

Realmente maravilloso, no dejo de recomendarlo. Además me parece una lectura que se adapta tanto a adultos como a niños (estos con un poquito de ayuda por parte de los padres, claro) y jóvenes.


UN CORAZÓN LLENO DE ESTRELLAS
-Álex Rovira y Francesc Miralles-
Punto de Lectura (rustico), año 2010
PVP. 8,99€




Primeras páginas de la novela. 
Web oficial de Álex Rovira.



Entrevista a los autores.

sábado, 10 de diciembre de 2011

LAS AMANTES DE MI MARIDO

Este es el tercer libro que encontré en mi último viaje a la biblioteca y me llamó la atención el título y la portada, porque estando en la sección de novedades, no me sonaba de nada. La sinopsis me pareció bastante sugerente:


"Cuando Lucy se entera de que Artie, su encantador e infiel marido, se está muriendo, regresa a su casa, coge la agenda de teléfonos de él –que nunca se había animado a abrir—y decide no pasar por ese trance sola. Después de todo, las amantes de Artie estuvieron a su lado en los buenos momentos. ¿Es justo que en los malos le toque sólo a ella acompañarlo? Pero cuando telefonea a las mujeres de la agenda de Artie y las invita a que vayan a verlo para despedirse, lo último que espera es que se presenten. Sin embargo, una tras otra, acuden a la cita: la que lo odia, la que le debe la vida, la que se convirtió en lesbiana por él, y la que él enseñó a bailar. Y también, un visitante con la historia más extraña de todas. A medida que las mujeres comparten secretos y lágrimas, descubren que tienen muchas cosas en común, e incluso empiezan a sentirse parte de algo parecido a una familia. Pero Lucy está segura de una cosa: las mayores sorpresas todavía no han llegado..."


No sé si es que tengo mono de Marian Keyes o que realmente a uno le puede recordar vagamente a su estilo, pero pensé que se daba un aire y que tal vez la novela tendría una dosis de humor como los de ella, y como me apetecía bastante leer algo en esa línea, me lo llevé.

Con Las amantes de mi marido he pasado por tres fases. Yo siempre he dicho que si un libro no me convence por su sinopsis, no tengo más que leer las dos primeras páginas y ya sé si me va a enganchar o no. Pero la verdad es que en ese momento no tenía ganas: fuera hacía frío, yo iba con más capas que una cebolla y dentro hacía un bochorno terrible, así que lo único que quería era salir de allí con las nuevas lecturas. Pues bien, la primera fase ha sido que aunque la sinopsis sí me convenció, las primeras páginas me han parecido un rollo monumental. Todo el libro está narrado por Lucy, y al principio todo parece una especie del clásico sermón de una mujer despechada, "odio a los hombres" y "como ha podido hacerme esto", y lo cierto es que eso no era lo que yo tenía en mente. A medida que se avanza, Lucy va dejando de lado los lamentos para centrarse un poco más en la historia y poner al lector en situación: explica cómo supo que Artie la engañaba y qué pasó a partir de entonces. 

La segunda fase ha sido la del enganche. Antes de llegar a la mitad del libro, la historia se ha vuelto más humana e interesante; los llantos de mujer despechada han terminado y comienza a haber un despliegue de personajes bastante entrañables que se agradece mucho. Lucy ya ha explicado su historia y comienza a explicar la de los demás: su madre, las mujeres que llegan para quedarse y la sorpresa que no esperaba de ninguna manera.

La tercera fase coincide con el desenlace. Ahí ya pude relajarme porque bastante antes del final de la novela, el lector ya tiene claro cómo va a terminar la historia. Lo bueno es que, como digo, los personajes me han parecido tan entrañables que yo seguí leyendo sólo para saber exactamente como se desenvuelve cada uno en la situación que se plantea. 

El final es muy predecible pero la lectura es ligera y no se hace pesada. La enfermedad y la muerte, aunque están constantemente presentes, se plantean de forma secundaria y muy suave, sin giros dramáticos y con mucha naturalidad, tanto el moribundo como los que le rodean aceptan lo que va a ocurrir y procuran asumirlo con madurez. Me parece interesante cómo se mencionan de forma casi impredecible las cinco etapas del duelo, no solo para quienes le cogen de la mano a Artie, sino para él mismo también.

No me ha parecido una grandísima obra, pero es entretenida y me ha gustado el estilo de la autora, Bridget Asher.


LAS AMANTES DE MI MARIDO
-Bridget Asher-
Ediciones B, año 2011
PVP. 16,50€




Web oficial de Bridget Asher.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

CELEBRACIÓN EN EL CLUB DE LOS VIERNES

Celebración en el club de los viernes es la tercera parte (y espero que última) de un libro que no sé si intencionadamente o no, se ha convertido en una trilogía. Empezó con El club de los viernes. Ese libro lo leí y lo cierto es que me gustó muchísimo: trata de un grupo de mujeres que se reúnen los viernes en Wolker e Hija, la tienda de lanas de Georgia, a hacer punto y donde surge una amistad entre ellas. El grupo lo forman Georgia, madre soltera de su hija Dakota, Anita, K.C, Peri, Darwin, Lucie y Catherine. Por supuesto, Dakota revolotea por ahí, pero no es hasta el segundo libro, El club de los viernes se reune de nuevo, cuando comienza a estar más presente.

En el primer libro se ahonda especialmente en la vida de todas y cada una de las mujeres, haciendo así al lector partícipe de la vida y circunstancias de cada una: su vida en los últimos años y cómo y por qué llegaron a la tienda de lanas. Como digo, me gustó mucho y no vi ninguna necesidad de una segunda parte porque todo queda bien atado.

En el segundo libro, la autora se centra en un viaje a Italia de algunas de las componentes del grupo, y pesa sobre todo la ausencia de una de ellas a causa de algo acontecido en la primera novela. No está mal, pero es todo demasiado idílico, imaginativo e irreal. Si bien es cierto que hay algunas cosas que pueden ocurrir perfectamente a cualquiera, en conjunto casi parece una novela rosa que provoca una subida de azúcar. Por supuesto, a este libro tampoco le encontré la necesidad de una tercera parte.

Pero dado el éxito de Kate Jacobs con la esta historia, han comenzado a salir por todas partes libros prácticamente iguales: clubes de cocina, clubes de repostería, clubes de lo que sea con tal de crear novelas que giran en torno a un grupo de mujeres distintas con un hobby en común. Así que ahí apareció de nuevo la perfecta hacedora de punto con su tercera parte.

Lo reconozco, lo vi en la biblioteca y lo cogí por pura curiosidad: quería saber que historia se le ha ocurrido ahora a Jacobs para llenar 268 páginas más.

Esta vez, en Celebración en el club de los viernes, han pasado siete u ocho años desde el primer libro, y como es lógico, todas han crecido y envejecido, con lo que se centra especialmente en Dakota, la hija de Georgia, que ha decidido ser una maestra repostera y deja la universidad para ingresar en la escuela de repostería. Las mujeres que fueron a Italia en el libro anterior quedan como las segundas en protagonismo, y las que no fueron apenas son mencionadas. Resumiendo: entramos de lleno a la cabeza revolucionada de una chica de 20 años que busca su sitio en el mundo.

Podría ser una perfecta novela juvenil si no fuera por el encadenamiento que tiene con los anteriores libros. Además, como ocurre en muchas segundas y terceras partes, hay descripciones largas y extensas sobre situaciones que sucedieron en El club de los viernes y El club de los viernes se reúne de nuevo, cosa que un lector que no conoce o no ha leído esos libros, probablemente agradece, pero alguien que sí los ha leído lo encuentra una pérdida de tiempo y páginas. Y para terminar de coronar el pastelazo, las últimas veinte páginas del libro no son sino patrones de punto y recetas de cocina.

Resumiendo: si dicen que segundas partes nunca fueron buenas, yo solo puedo decir que las terceras son peores. Me gusta Kate Jacobs como escritora, pero me parece que se ha estancado demasiado en el club de punto y sus integrantes, y necesita una historia nueva, porque esta no solo no da más de sí, sino que la falta de novedad y frescura llega a hacer la lectura terriblemente pesada.


CELEBRACIÓN EN EL CLUB DE LOS VIERNES
-Kate Jacobs-
Ediciones Maeva, año 2011
PVP. 20€



*Click aquí para leer las primeras páginas de El club de los viernes.
*Click aquí para leer las primeras páginas de Celebración en el club de los viernes.
*Web oficial de Kate Jacobs.

martes, 6 de diciembre de 2011

viernes, 2 de diciembre de 2011

COSAS POR LAS QUE LLORAR CIEN VECES

Encontré esta novela en la biblioteca a principios de semana, y me llamó la atención por los colores de la portada. La verdad es que los libros de escritores japoneses por lo general no me han gustado nunca (soy muy fan de la cultura china pero la japonesa se me resiste mucho). Leí la contraportada:

Book es una perrita sensible que su dueño encontró en la calle dentro de una caja de cartón (...). Su dueño vuelve a casa para pasar con ella los que parecen sus últimos días. Pero Book se recupera, su dueño vuelve a casa y decide pedirle a su novia que se case con él. (...) Pero esta vez será la chica la que caerá enferma (...)

Dos cosas me llamaron especialmente la atención: una, que la perrita se llamase Book, y dos, la curiosidad de cómo se afronta la enfermedad en el libro. 

Cosas por las que llorar cien veces es una historia totalmente narrada por el joven, Fujii. Para volver a casa con Book, él y su novia, Yoshimi, arreglan la vieja moto del chico, ya que la perrita estaba acostumbrada al ruido del motor. Fujii acude solo, y por suerte, Book se recupera, con lo que vuelve a Tokio con la idea de convivir un año con la chica antes de casarse. Comienzan una feliz vida en pareja, hasta que Yoshimi empieza a dar muestras de salud débil y termina por acudir al hospital.

A partir de ahi, la vida de Fujii gira en torno a las visitas al hospital (fuera de Tokio) y su trabajo. En la narración cuenta su vida desde que encontró a Book y las circunstancias hasta que Yoshimi cae enferma y el desenlace de la enfermedad tanto para ella como para él.

Es una novela rápida y un tanto extraña para mi gusto. El autor no se moja mucho en nada, no hay descripciones profundas ni extensas, incluso diría que pierde demasiado tiempo en explicar cosas que al lector no le interesan demasiado en un tipo de novela como esta, como por ejemplo la forma de las piezas de la moto o descripciones de una calle y sus comercios, con las que se alarga muchísimo. En cambio, de los personajes apenas hay ninguna descripción, y los nombres de la pareja solo se mencionan un par de veces. Yo creía que iba a llegar al final del libro sin saber cómo se llamaban... 

Como digo, se lee rápido, porque además la letra es bastante grande en comparación con la mayoría de los libros, los capítulos son más bien cortos y apenas hay momentos en los que la lectura exija bajar el ritmo para profundizar en las palabras, ya que además de descripciones innecesarias, los diálogos me han parecido muy pobres y en los pocos momentos en los que Yoshimi habla, se va demasiado por las ramas hablando de metáforas, sueños y orígenes de la vida, que habrá a quien le parezca algo precioso, pero tal y como está narrado, me ha parecido filosofía oriental barata.

Igualmente tengo que decir que ha habido un par de páginas en las que Yoshimi me ha conmovido realmente por su enfermedad y sufrimiento, y se plasma bastante bien cómo intentamos protegernos y rechazar la idea de que una enfermedad puede llevarse de nuestro lado alguien a quien queremos, buscando muchas veces soluciones y remedios imposibles. Pero como todo en esta novela, incluso esa descripción es demasiado corta.

Resumiendo, no me ha gustado la historia y no veía el momento de terminar de leerla. Al menos ya sé de que autor no leer más en el futuro.



COSAS POR LAS QUE LLORAR CIEN VECES
-Kou Nakamura-
Editorial Planeta, colección Emecé, año 2010
PVP. 17€