sábado, 31 de marzo de 2012

SIN NOTICIAS DE GURB

Supongamos que estás en una reunión y os llega un email. Supongamos que ese email es de ·M· diciendo que te tienes que leer un libro a la de ya. Supongamos que sabes que te juegas el pellejo si no lo haces. Supongamos que ese libro está ambientado (en su mayor parte) en la ciudad en la que vives. Bueno, pues dejemos de suponer porque es lo que ha pasado.
Lo reconozco. Le obligué. A machete, con amenazas entre líneas, sin opción a decir “no”. Y no es que él lo haga porque yo sea peligrosa, que va. Es que ya nos conocemos y sabe que negarse tendría consecuencias catas… eeeh… Que no le cuesta nada hacerme feliz. Pero es que empecé a leerlo y me pareció que Gurb y Koldo se caerían bien...

"Esta divertida novela relata la búsqueda de un extraterrestre que ha
desaparecido, tras adoptar la apariencia de la vocalista Marta
Sánchez, en la jungla urbana barcelonesa. Pero el protagonista de la
narración no es Gurb, sino otro alienígena que sale en pos de él y
cuyo diario constituye el esqueleto de la narración. La verdadera
naturaleza del relato es de carácter satírico: Mendoza convierte esta
Barcelona, a un tiempo cotidiana y absurda, en el escenario de una
carnavalada que revela el verdadero rostro del hombre urbano actual."


·Vale. Hay que tener en cuenta que está escrita hace ya más de veinte años y que está ambientada en el Barna de entonces: preolímpico y patas arriba. Me he divertido pero supongo que el retrato de Barna que presenta me deja un poco descolocado. Quiero decir, conozco esta ciudad ahora y muchas de las referencias las sitúo pero otras me costaba hacerme la imagen. Por ejemplo, en un momento dado hablan de los antros del Moll de la Fusta. Lo he tenido que buscar. Y resulta que paso a menudo por ahí, pero no lo conozco por ese nombre. O cuando habla del que supongo que es el MACBA. Si no conoces la ciudad, perfecto: el libro es ameno, se lee rápido y fácil, te ríes y te lo pasas en grande. Si lo conoces, lo dicho, hay cosas que te extrañarán. 
·Tienes puntazos y muchísima mala leche. Porque, claro, el choque cultural de un extraterrestre con Barna y sus habitantes es brutal, dando a situaciones rocambolescas e historias surrealistas. Y que 20 años después muchas cosas siguen vigentes para esta ciudad tan, vamos a dejarlo en peculiar, tiene mucho mérito. O demérito de Barna.
·Yo he estado un par de veces en Barcelona, pero despistada como soy, no me había fijado en nombres de calles, de plazas, ni nada… Con lo que todo me resultó muy sencillo de imaginar. Pero, al contrario que Koldo, yo no soy de fijarme mucho en las descripciones de las ciudades o las calles. Supongo que como nos motivan distintos tipos de lectura, cada uno se fija en lo que más le interesa, y yo estaba demasiado ocupada en secarme las lágrimas de la risa y seguir leyendo lo que cuenta el Extraterrestre Sin Nombre. Aunque la sinopsis lo resume todo, tengo que añadir que eso es lo que más o menos me explicó la amiga que me recomendó el libro y me dejó un poco confusa. 
·Gurb y el Extraterrestre Sin Nombre llegan a la Tierra a realizar un estudio sobre los humanos. Ambos tienen la capacidad de transformarse en cualquier persona, además de ser elásticos y tener una esperanza de vida de unos 9.000 años. Al aterrizar, Extraterrestre Sin Nombre, que se autoproclama jefe, envía a Gurb a Barcelona con la apariencia de Marta Sánchez. Se comunican telepáticamente, pero en un momento dado, pierden el contacto: Gurb ha desaparecido. Así que al jefe no le queda más remedio que adoptar una forma humana y tirarse de cabeza a la jungla barcelonesa, que como dice Koldo, estaba totalmente desfasada y patas arriba.
·A partir de ahí, y viendo que encontrar a Gurb va a ser bastante más complicado de lo que parecía, el Extreterrestre Sin Nombre decide abrir una cuenta en el banco (con una cantidad de “pesetas veinticinco”) y ponerse bastante cómodo…


·Me ha gustado el formato, que es el de un diario. Cada día se va alargando más. Supongo que mientras se va humanizando el extraterrestre tiende más a enrollarse. Me ha sorprendido ver plasmados conceptos catalanes como "fer dissapte" literalmente al castellano, "hacer sábado", que si no vives aquí no sé si se terminan de entender (y lo que para mí es una broma a otra persona le puede dejar fría).
·El libro está totalmente narrado en primera persona por Extraterrestre Sin nombre. Los párrafos, efectivamente, se van alargando más a medida que transcurre la historia y pasamos del golpe de humor puro y duro a situaciones dominadas por la ironía y lo imposible, que igualmente provocan la risa pero de distinta forma.


·Pero sobre todo me quedo con la tierna historia con la señora Mercedes y el señor Joaquín (los regentes de una taberna al que va el extraterrestre sin nombre), el vicio por los churros del extraterrestre que va en busca de Gurb y su alcoholismo empedernido.
·Esta parte ha sido la que en medio de esa crítica al ser humano capitalista, burgués, pijo y gastador, asoma también el lado tierno y solidario que tenemos con la gente a la que llegamos a querer. Resumiendo: un extraterrestre nos enseña lo mejor y lo peor de lo que es ser humano.
·Respecto a la narración, la novela está escrita en un lenguaje muy cercano y sencillo y se lee increíblemente rápido. Muy recomendable para un momento de bajón o una día con tiempo libre, sin planes a la vista y ganas de reír.


SIN NOTICIAS DE GURB
-Eduardo Mendoza-
Seix Barral, colección Biblioteca Eduardo Mendoza, año 1990
PVP. 12,00€



"08.00 Me naturalizo en un lugar denominado Diagonal-Paseo de Gracia. Soy arrollado por autobús 17 Barceloneta-Vall d'Hebrón. Debo recuperar la cabeza, que ha salido rodando de resultas de la colisión. Operación dificultosa por la afluencia de vehículos.

08.01 Arrollado por un Opel Corsa.

08.02 Arrollado por una furgoneta de reparto.

08.03 Arrollado por un taxi.

08.04 Recupero la cabeza y la lavo en una fuente pública situada a pocos metros del lugar de la colisión. Aprovecho la oportunidad para analizar la composición del agua de la zona: hidrógeno, oxígeno y caca."



·M· y Koldo

15 comentarios:

  1. "Soy arrollado por autobús 17 Barceloneta-Vall d'Hebrón."
    El 17 sigue yendo al Vall d'Hebrón. Pero ahora se llama Barceloneta - Av. Jordá. Lo veo todos los días. Cuando lo leí me chocó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero rectificar.
      El 17 sigue siendo Barceloneta - Vall d'Hebrón. Me tiré a la piscina y me pegué un ostión.

      Eliminar
  2. Oye, me ha llamado muchísimo la atención. Estaré atento a las novedades de la editorial en mi país para mirarlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que será un libro sencillo de encontrar, Pablo! tiene 20 años, y Mendoza es muy conocido!
      un beso!

      Eliminar
  3. Me encantan estas reseñas que hacéis en conjunto, me parecen muy originales. Este libro no lo he leído y tampoco me llama especialmente la atención a pesar de que tiene muchas recomendaciones
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zenkiu berimatxes Tatty!! Tiene puntazos muy buenos, pero al ritmo que has cogido mejor no desviarte del camino ;)

      Eliminar
  4. Leí este libro el año pasado, después de muchas recomendaciones. Reconozco que tiene algunos puntos graciosos, y es muy difícil que los extraterrestres te caigan mal, pero el recuerdo principal que tengo de esta novela es lo mal que había envejecido. Como retrato de una época, está genial, pero muchas expresiones, personajes y localizaciones, se han difuminado en el tiempo... De todas formas, me ha encantado la reseña, 1beso!

    ResponderEliminar
  5. Leí esta obra hace muchísimos años. Creo que al poco de publicarse. Y me reí muchísimo con ella. Quizás hoy ya no lo hiciera tanto. Y es que creo que tiene razón Tizire. Es una novela que quizás los años le hagan un flaco favor.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Este fue de los primeros que leí de Mendoza y me encantó. Me pareció una genialidad.
    Gran trabajo conjunto
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Pásate por mi blog que tienes una sorpresita. ¡Me encanta Mendoza, estoy deseando leer su nuevo libro!

    ResponderEliminar
  8. Lo leí hace muchísimo tiempo y la verdad me gustó muchísimo. Tiene momentos muy muy buenos, sin duda lo recomiendo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Yo también la leí hace años y me lo pasé muy bien. Recuerdo ir leyendo en el metro o el autobús y riéndome yo sola a carcajadas. Creo que es una buena terapia para despejar la mente cuando se tenga un poco nublada. Un beso

    ResponderEliminar

Whoever you are, now I place my hand upon you, that you be my poem...

(Walt Whitman, 1855)