jueves, 29 de marzo de 2012

EL TIEMPO QUE NOS UNE

Tengo que confesarlo: tengo una debilidad impresionante por las portadas de Suma de Letras, me fascinan hasta límites insospechados. El aspecto en general de las nuevas ediciones de esa editorial es algo a lo que no puedo resistirme, en comparación por ejemplo de las de Planeta, que la cubierta es monocolor y encima ponen la clásica portada en papel, sujeta por las tapas. Y como maniática que soy, no lo soporto, no me gusta llevar ese papel incómodo y propenso a romperse o doblarse, y siempre lo quito. Total que tampoco me gusta el tacto de las cubiertas desnudas, y no los encuentro cómodos para sujetar.

Suma de Letras es todo lo contrario. Y precisamente por eso, cada vez que mi radar detecta uno de esos libros, me lanzo a por él. Así fue como en la biblioteca encontré el pasado lunes El tiempo que nos une. Cogí el libro por dos tres motivos. El primero, porque me encantó la portada, no voy a mentir. El segundo, porque me interesó el argumento y el tercero porque ya había leído dos libros del autor y ambos me habían gustado: El secreto de los Hoffman y La isla del aire.

Mencía tiene noventa años, y aunque está cansada y la edad no perdona, sigue en guardia, rabiosamente empeñada en velar “por los suyos” a cualquier precio, hasta que el tiempo y las fuerzas se lo permitan. Menorca, Madrid, Barcelona, Copenhague…, ningún lugar es demasiado lejos si hay que acudir en ayuda de la callada Lía para que acepte la muerte de su hija mayor y librarla por fin de la culpa que no la deja vivir, o de la arisca Flavia, para que apueste por su propia felicidad en el otro extremo del mundo y conozca por fin un amor que la haga grande. Nada ni nadie será capaz de poner freno a la inconmensurable Mencía cuando, sacando fuerzas de flaqueza, decida salvar a su nieta Inés de un triste final y la recupere para la vida, ni cuando se empeñe en labrar para Bea y su pequeña Gala un futuro mejor por el que nadie parece apostar.

Hablar de El tiempo que nos une resulta que implica hablar de dos libros, no de uno. Cuando comencé a leerlo, durante las primeras páginas tuve una sensación extraña, como un deja vú… “Pero si yo esto ya lo he leído… ¿pero esto qué es?”. Miré la edición, y no: primera edición noviembre 2011. Imposible, no he leído este libro. Pero conocía la historia, a los personajes… Sabía como lo que iba a pasar a continuación.

Y de pronto, caí. El tiempo que nos une está dividido en capítulos (libro uno, libro dos…) y el primer libro es la novela La isla del Aire, del mismo autor. Es una novela cortísima que justamente compré en Madrid a precio de saldo justo cuando abrí el blog.

La isla del Aire trata de una familia compuesta por mujeres: Mencía, la abuela, Lía y Flavia, sus hijas y Helena, Inés y Bea, las tres hijas de Lía. Viudas, separadas o solteras, el libro gira en torno a un universo femenino en el que el tema principal es las relaciones de estas mujeres entre ellas, siendo caracteres opuestos, y por separado, como unidad. Es una novela muy cortita, en la que se aborda un conflicto familiar con un final abierto.

De este modo, en El tiempo que nos une, el autor ha cogido las partes más importantes y explicativas de La isla del Aire para crear a partir de ahí una novela mucho mas larga, más trabajada y en la que se moja mucho más. Si en el primer libro nos hacemos una idea de cómo son cada una de esas mujeres, en el segundo salimos de dudas y asistimos a un periodo de sus vidas de más o menos tres años.

Mencía tiene 93 años, no se muere, y está viendo como a su alrededor, sus chicas se desmoronan. Sus hijas no son felices, una por toda una vida echada a perder y la rabia que la consume, la otra porque es incapaz de aceptar la ausencia de una de sus hijas. Sus nietas, las que le quedan, no llevan la vida mejor: Inés sufre como madre la grave enfermedad de su hijo, y Bea está totalmente perdida en su propia vida y es incapaz de hacer nada por sí misma.

No pasa nada en concreto y pasan muchas cosas, exactamente lo que es la vida real. Mencía es una vieja metomentodo, rabiosa con la vida, amante de su familia, y dispuesta a todo por solucionar lo que nadie parece ser capaz. Cada capítulo está narrado en primera persona por cada una de las cinco mujeres, siendo siempre una línea hacia delante sin necesidad de retrocesos en el tiempo.

Además, las cinco son mujeres totalmente distintas, con caracteres que no se parecen en nada, y por lo tanto con distintas maneras de enfrentar la vida, la muerte, el dolor, la pérdida, las nuevas llegadas, los amores y la incertidumbre. Eso me ha gustado mucho porque el lector tiene además otros personajes muy bien trabajados y mucho donde elegir a la hora de sentirse identificado.

El libro trata sobre todo de la vida y la muerte. Habla con mucha naturalidad de lo que supone para alguien perder un ser querido, tanto por fallecimiento como porque esa persona haya decidido poner distancia de por medio. Y también habla de la valentía y su importancia, del papel que juega ser valiente a la hora de tomar decisiones en la vida y del papel que juega después ser valiente para enfrentar las consecuencias de las decisiones, cosa que me ha gustado mucho.

Respecto al lenguaje, es muy cercano y está muy bien trabajado, y la narración, como a mi me gusta, ligera y rápida de leer. Atrapa mucho y cuesta soltar el libro, exceptuando ciertos momentos en los que la trama es dura precisamente por las verdades que dice y por lo tanto, hace falta parar para respirar.

Me ha ocurrido que una amiga me vio sacar el libro del bolso y me dijo “Anda, este lo he leído yo hace poco… Es un poco regulero, la verdad, no sé si te va a gustar…”

No sé si es que nuestros gustos son muy opuestos o si es que yo he tenido la ventaja de haber leído antes La isla del Aire y por eso ya me sentía más cerca de esas cinco mujeres. Además me ha fascinado totalmente cómo un hombre ha podido meterse de una forma tan natural en el papel de no una, sino cinco mujeres. Un aplauso para Alejandro...

Por último, y como siempre, en mi opinión, no se lo recomiendo leer a alguien que ha sufrido una pérdida reciente de alguien muy querido. Sí más adelante, pero no es lo más adecuado para alguien en duelo.


EL TIEMPO QUE NOS UNE
-Alejandro Palomas-
Suma de Letras, año 2011
PVP. 20,00€


“El generoso compromiso con la vida de una saga de mujeres inolvidables. Lean a Alejandro Palomas, no se arrepentirán”.
Elsa Punset

Primeras páginas de la novela...




27 comentarios:

  1. Lo anoto porque confío en tu opinión, e igualmente te digo que seguiré tu consejo de no leerlo de momento por estar ahora mismo en un momento de duelo

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento muchísimo, de corazón... Espero que pases el duelo lo mejor posible y cuando te sientas con ánimo, ahí lo tendrás.

      Un besazo

      Eliminar
  2. Mira que escoger un libro por su portada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero solo lo puedes hacer tú, que lo hacemos otros nos montas el pollo!

      Eliminar
  3. Pues me lo anoto sin dudar. Me ha encantado tu reseña, M. No he leído nada de este autor y voy a darle una oportunidad...Gracias por presentármelo. Ah, y yo también me dejo llevar por las portadas, jeje.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen :) Es que entran por los ojos, verdad?
      Un beso!

      Eliminar
  4. Jaja, yo también me rindo a las portadas de Suma de letras, de hecho tengo en mi mesita a la espera Las violetas del Círculo Sherlock que tiene una portada preciosa. No me gustan los libros con tapas duras y cubierta de papel, son un incordio y también las acabo quitando. Desconocía este libro pero gracias a ti mi lista seguirá aumentado interminablemente, por Dios. ¿Habrá en el otro mundo alguna biblioteca? Me temo que en esta vida no me da tiempo a leerme todo lo que quiero. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues como la biblioteca del otro mundo tenga el mismo presupuesto para libros que la de mi pueblo, te vas a morir del asco, en serio...

      Tenemos que hacernos con el control absoluto de Suma de Letras!

      mua!

      Eliminar
  5. Tiene muy buena pinta, creo que podría gustarme aunque empezaré primero por La isla del aire ya que es el orden que tú has seguido y lo has disfrutado más
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo dudas en este caso, la verdad... Pero creo que las despejarás rápido si lees "La isla del Aire", porque no te llevará nada de tiempo...
      Un beso!

      Eliminar
  6. Sí, a mí también me entran por el ojo las portadas, y también los títulos. Gracias por la recomendación. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que no soy la única!! Un beso Pilar!!

      Eliminar
  7. Desconocía totalmente la existencia de esta novela. del autor oí hablar hace poco en la radio.
    Ahora ya me pica la curiosidad, o el gusanillo, o los dos a la vez. Maldita lista de libros pendientes! no deja de engordar!!
    Besos
    Lupa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco tenía ni idea de que existía... No lo había visto ni publicitado! Si es que de tantos que nos leemos (entre nosotros) no vamos a terminar nunca con la lista, Lupa... ¡somos adictos, hay que aceptarlo!
      Besazo!

      Eliminar
  8. No conocía la novela...y ni al autor la verdad. Pero me ha llamado mucho. Lo apunto a mi lista pero a ver cuando le toca xDD.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si en el año 2019 tienes un huequito... xDDD

      Eliminar
  9. No conocía la existencia de este libro. La verdad es que tiene muy buena pinta. Gracias por esa coletilla final, lo dejaré mejor para más adelante.

    Un beso shakiano!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo no te conocía a ti!! Bienvenida a estos lares, Shaka!! Y gracias a ti!!

      Besos!

      Eliminar
  10. Me encanta tu reseña. Así que otro libro a la lista de pendientes, que tiene pinta de que va a gustarme mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! A ver si es verdad y no te entran ganas de ponerme una reclamación cuando lo leas ;)

      besos!

      Eliminar
  11. Lo primero que me ha venido a la mente es una mujer que ya no está, pero que era muy positiva y era la gran matriarca de la familia que se preocupaba por todos. Intentaré leerlo.

    ResponderEliminar
  12. Alejandro Palomas1 de junio de 2012, 18:06

    Hola a todos y a todas. Soy Alejandro Palomas.
    Supongo que esto no suele ocurrir a menudo, pero he dado con este blog y me he parado a leer la reseña. Gracias. No solo por la reseña sino por generar interés sobre la novela. La verdad es que como autor me encanta seguir los blogs y sois un baremo fundamental y muy valioso para que sepamos cómo respiran nuestras obras. Personalmente, de entre todas mis novelas, "El tiempo que nos une" es la niña de mis ojos, y me emociona especialmente que la emoción con la que yo la he vivido y sigo viviéndola todavía se transmita de unos/as a otros/as, que Mencía, Inés, Flavia y las demás sigan vivas, que les deis vida con vuestra lectura y con vuestros comentarios. No olvidéis nunca que sin vosotros/as, nuestra obra tendría mucha menos luz.
    Un abrazo
    Alejandro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta noche he viajado a Menora otra vez. Cada vez que vuelvo es distinto, y esta noche otra vez he viajado a través del universo de cinco mujeres que reflejan, casi a la perfección, los estados de ánimo, sentimientos, penas y ausencias que yo misma he experimentado a lo largo de mi vida.
      He encontrado mucha luz en sus conversaciones y en sus silencios, y sienta bien poner en voz de otras la palabras que a veces no se atreven a salir de la garganta propia. Gracias por ayudarme a encontrarlas y a no olvidarlas.
      Cada vez que regreso a Menorca vuelvo con la sorpresa de descubrir mis pasos en las huellas que otras han dejado en la arena. Me falta encontrar mi propio faro, pero seguro que es cuestión de tiempo.
      Muy agradecida, Alejandro, por tu luz.

      Eliminar
  13. Curioso, me han recomendado este libro presiamente porque estoy atravesando por un duelo muy desgarrador, recientemente perdi a mi Padre y a mi hermano en un periodo de tiempo muy corto, y ahora solo somos mujeres en la familia, tal vez por eso. Confiare en tus comentarios y mejor lo guardare por un tiempo, hasta estar un poco mas entera.

    Apelando a tus conocimientos que libro puedo leer para intentar encontrar un poco de consuelo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eugenia!

      Siento mucho tu pérdida, la verdad es que no puedo imaginarme lo que debe doler. Mucho ánimo en el camino del duelo :)

      Yo creo que podrías darle una oportunidad al libro, pero quizá un poquito más adelante. Personalmente, cuando sufro una pérdida, busco leer sobre esa pérdida en concreto, y a mi es lo que me ayuda: entender por qué y si eso no es posible, cómo asumirlo y seguir.

      No sé si mi recomendación te servirá, pero yo te aconsejo que busques libros de Elisabeth Kübler-Ross, concretamente "La rueda de la vida" y "Sobre el duelo y el dolor", pero todas sus obras son maravillosas... Te dejo aquí link con un poco de información sobre ella, muy interesante, y sus obras.

      http://www.muscaria.com/k_ross.htm

      Espero que te sirva de algo, si tenemos que seguir buscando libros, seguiremos!!

      Eliminar

Whoever you are, now I place my hand upon you, that you be my poem...

(Walt Whitman, 1855)