miércoles, 27 de junio de 2012

Club Jane Austen

Y seguimos con los retos, pero no con ese nombre... ¡Se forma en el blog Carmen y amig@s el Club Jane Austen!

Para formar este club, ha hecho falta juntar dos cosas: el próximo aniversario de nacimiento de Jane Austen (16 de diciembre de 1775) y la pasión de Carmen por la autora.

Y la idea da mucho juego: propone reseñar sus seis novelas: Sentido y sensibilidad, Orgullo y prejuicio, Mansfield Park, Emma, Northanger Abbey y Persuasión

El plazo es más que largo, así que hay tiempo de sobra para elegir, leer y reseñar. Pero para explicaros eso, nadie mejor que Carmen, así que aquí os dejo vía directa a la información.


Por mi parte, me debatía entre Sentido y sensibilidad y Emma, y finalmente me ha tocado el último, así que feliz... ¡Os animo a todos a apuntaros!

¡¡Muchas gracias por la iniciativa, Carmen!!



lunes, 25 de junio de 2012

LLENARÉ TUS DÍAS DE VIDA

Cuando supe de este libro, automáticamente me recordó a Memoria de un ángel. El dolor de una madre, de María Antonia Puerto. La temática es prácticamente la misma: una madre que pierde a su retoño y hace un libro de la historia, de manera que da a conocer la enfermedad y su forma de enfrentarse a la misma. Y como este tipo de historias y lecciones de valor me conmueven mucho, no me lo pensé cuando hace unos días, lo encontré en la biblioteca.

En Llenaré tus días de vida, Anne-Dauphine habla de la enfermedad de su hija Thaïs, leucodistrofia metacromática, prácticamente desconocida y sin cura. En este caso, el libro no se puede spoilear, ya que la autora deja claro desde el principio que lo que narra es la lucha de la niña para llevar la vida de la mejor manera posible hasta el día que fallece. Es sencillamente una novela sin secretos ni grandes sorpresas, donde somos conocedores de la enfermedad y su evolución desde que es diagnosticada hasta el fin de los días de Tahïs.


"La muerte no es algo grave. Es triste, pero no es grave."

El libro es duro. Aunque Anne lo narra con todo el cariño y ternura que es capaz de reunir, además de con mucha sinceridad y cercanía, no deja de ser doloroso saber y sentir que una criatura tan pequeña como Tahïs, que tiene dos añitos, pase por algo tan duro y con tanta entereza. Y es que una vez más, recibo una lección de vida de una niña y reafirma mi convencimiento de que los peques nos dan mil y un vueltas a la hora de soportar los reveses de la vida.

Recibimos sobre todo, información. La autora se ha preocupado en transmitir en jerga no médica los sintomas, las consecuencias, los tratamientos y la evolución de la enfermedad y la enferma, de forma que aunque como en mi caso, no se conociese la leucodistrofia, uno se puede imaginar perfectamente en qué estado se encuentran tanto la niña como su familia y cómo son los momentos de "acción" en los que tienen que intervenir rápido médicos o enfermeros. La descripción de los lugares y sobre todo, de las habitaciones (hospitalarias, de su casa y de lugares en los que tienen que instalarse circunstancialmente) es muy buena también. 

Aunque la protagonista es Tahïs, la historia gira no sólo en torno a ella, sino al núcleo familiar: Tahïs, su madre, su padre, su hermano Gaspard de 4 años y la hermanita que llega cuando ya ha empezado todo, Azylis. Aunque en segundo plano, los cuatro abuelos y otros parientes, también tienen su papel y su importancia en la historia.

Es también triste y doloroso pero a la vez una gran lección la forma que tiene Gaspard, a sus cuatro años, de entender, aceptar y asumir la enfermedad de su hermana pequeña. Se comporta como un hombrecito, tomándose las cosas con mucha más naturalidad que sus padres. Esa candidez y sinceridad es precisamente lo que ayuda a sus padres a tomarse la enfermedad de forma distinta.

Aunque en menor grado, también asistimos un poco a cómo afecta a la pareja, en este caso y por suerte, se ve un apoyo mutuo constante, cosa que resulta reconfortante teniendo en cuenta cómo una situación tan dolorosa suele muchas veces, minar el ánimo entre dos.

La mayor lección viene de Tahïs, que no pierde las ganas de vivir en ningún momento. Acepta todas las situaciones como le van llegando, sin perder la sonrisa y con total predisposicion a dejarse ayudar.

Resumiendo, Llenaré tus días de vida es un libro sobre todo triste, y no sé si por mi propia empatía o porque la autora logra transmitir de forma clara sus sentimientos, me he pasado la lectura conmovida y con un nudo en el estómago. Duro, muy duro, pero con una lección de vida increíble.


LLENARÉ TUS DÍAS DE VIDA
-Anne Dauphine Julliand-
Editorial Temas de hoy, año 2012
PVP. 17,50€



·Primeras páginas de la novela.

·Leucodistrofia metacromática:
La leucodistrofia metacromática, también conocida por las siglas LMC, es una enfermedad que se debe al déficit de la enzima arilsulfatasa A y produce la acumulación de glucoesfingolípidos en la sustancia blanca del cerebro. Se hereda de padres a hijos según un patrón autosómico recesivo.
Esta producida por una mutación en el código genético que se localiza en el cromosoma 22. Existen varias formas de la enfermedad causadas cada una de ellas por una mutación específica.
Para que un individuo la presente, debe recibir el gen defectuoso de cada uno de sus dos progenitores. Una persona con solo un gen defectuoso se llama portador y no mostrará ninguna anomalía reconocible. Si los dos padres son portadores, la probabilidad de que el hijo desarrolle la enfermedad es del 25%.
La frecuencia es de 1 caso por cada 40.000 nacimientos. Existen tres formas de presentación, según el momento en que aparezcan los síntomas.
La forma más frecuente es la infantil tardía que debuta entre los 12 y los 18 meses. Los primeros síntomas son dificultad para caminar, falta de tono muscular (hipotonía), perdida de los reflejos tendinosos y debilidad. Mas adelante aparece epilepsiamiocloniasatrofia óptica con perdida de visión y paresia en las cuatro extremidades (tetraparesia). Suele provocar la muerte antes de los 10 años de edad.
Otras formas son la juvenil que aparece antes de los 20 años y la variante del adulto que provoca los primeros síntomas a partir de los 20. Ambas causan dificultad para la marcha, epilepsia, trastornos mentales, perdida de las capacidades intelectuales (demencia) y atrofia óptica.1
Al 2010, no existe ningún tratamiento eficaz que permita curar la leucodistrofia metacromática, aunque existen diferentes procedimientos terapéuticos que se encuentran en fase de investigación, como la terapia génica o la terapia de reemplazo enzimático. Actualmente hay un medio de retrasar el desarrollo de la enfermedad mediante trasplante de médula.

Fuente: Wikipedia.




viernes, 22 de junio de 2012

De 9 va la cosa

Lesincele, de Leer es viajar, ha llegado a la bonita cifra de 200 seguidores y está que tira la casa por la ventana: ¡regala 9 libros! Así, por nuestra cara bonita...

Es un sorteo a nivel nacional y además entre las bases, tenéis que pensar el orden de libros que más os interesa. Tenéis tiempo porque el plazo es hasta el 30 de julio, así que aquí os dejo las instrucciones del uso, y en caso de duda, consulten con su blogger de confianza.



¡¡Muchas gracias, Lesin!!



jueves, 21 de junio de 2012

Fragmento: La luz en casa de los demás

(...) 

Por eso te escribo.

Porque no consigo pensar en nada más que en ti.

Y porque son tantas las cosas que me gustaría darte, desde este mismo momento hasta siempre, y tengo tanto miedo de no ser capaz que, al menos, si algún día lees esta carta, sabrás que lo habré intentado con todas, todas, todas mis fuerzas.

Me gustaría que estuvieses aquí conmigo ahora, pero eso ya te lo he dicho.

(...)

Me gustaría, me gustaría, me gustaría.

Me gustaría haber estudiado un poco mejor mi lengua y haber leído muchos libros bonitos para escribirte una carta con las palabras más hermosas del mundo: pero nunca me gustó mucho el colegio. (...) Pero una chica a la que conocí gracias a este trabajo, que se llama Lidia, me dijo una vez una cosa que me dio que pensar: <<Cuanto mejor sabes utilizar las palabras, en lugar de acercarte más, más te alejas de lo que quieres expresar de verdad.>> Así que, ¿sabes lo que te digo? ¡Me alegro de no saber escribir bien para decirte todo lo que me gustaría!

Me gustaría, me gustaría, me gustaría.

Darte todo el chocolate que quieras sin que engordes (está riquísimo, mi preferido es el que lleva leche).

Que si tus compañeros de clase se burlan de ti por la razón que sea, pienses que los que se equivocan son ellos, no tú.

(...)


LA LUZ EN CASA DE LOS DEMÁS
-Chiara Gamberale-

miércoles, 20 de junio de 2012

CADA DÍA, CADA HORA

Las ganas que tenía de leer Cada día, cada hora era vox populi. Cuando gracias a Bloguzz, por fin me llegó, creo que mi velocidad lectora se disparó al máximo, porque tenía otros dos por delante y como eran de la biblioteca (y en mi biblioteca uno nunca sabe ni cuando reciben libros ni cuando los devolverá el personal), quería leerlos sí o sí. Vamos que quería leerlo todo...

Así que a medida que se acercaba el momento de ponerme con Cada día, cada hora, mis expectativas iban creciendo, demasiado tal vez, lo reconozco. Y lo cierto es que no tengo ninguna explicación de por qué ese afán por leer el libro, si el argumento no es nada del otro jueves: historias de amor hay millones, y como dice mi amiga Ainhara, "vas a terminar vomitando arco iris de tanta pastelada". Y razón no le falta, porque acabé un poco cansada de tanta historia perfecta, pero esto fue un flechazo y yo soy débil...

No sé por qué, últimamente estoy con novelas que me cuesta mucho reseñar de forma aceptable sin meter un spoiler de sacarse los ojos. En este caso, va todo enlazado hasta el extremo, así que llegados a este punto, a los que estáis leyendo la novela, tal vez debería recomendaros no seguir, para no desvelar ni interceder en ninguna idea.

Cada día, cada hora en principio se podía resumir de forma muy rapida: Dora y Luka son dos niños que desde el primer día de colegio se hicieron íntimos y de ahí, inseparables. Se quieren con locura, hasta que por circunstancias, la vida los separa y se reencuentran años después. Y se siguen queriendo como el primer día. Punto.

Es de cajón pensar que ni en las novelas la vida es tan fácil y que algo va a entorpecerles el camino a los protagonistas. Y a eso es a lo que voy. La novela empieza en Macarsca, un pueblo costero de Croacia, en el año 1959. Como decía, la amistad de Luka y Dora es de cuento, idílica, perfecta, como sólo pueden ser una amistad infantil. Pero cuando tienen 9 y 7 años, las cosas cambian y Dora tiene que dejar Macarsca para instalarse en París

Por algún motivo que yo no alcanzo a comprender, en ningún momento se plantea la posibilidad de que los niños mantengan correspondencia ni contacto de ningún tipo, así que toda relación queda suspendida en un stand by, que con el tiempo se convierte en un supuesto olvido. 

Como no podía ser de otra forma, los niños dejan de ser niños para dar paso a dos jóvenes con ganas de comerse el mundo, cada uno con sus pasiones. Y así, se reencuentran y todo vuelve a surgir con una naturalidad que deja claro que quererse es lo que mejor saben hacer y a lo que están destinados.

Aviso: posible spoiler para los que están leyendo el libro.

Pero... Pero... Pero... A partir de ahí todo son peros. Porque las cosas no son tan fáciles y la vida que han llevado hasta el momento no permite ser olvidada como si nunca hubiese existido. La familia, las personas que dejamos o queremos dejar en el camino, las circunstancias personales, laborales, sentimentales... Y estar juntos se convierte en una lucha contra el mundo, cuyos escenarios son París y de nuevo, el origen de todo: Macarsca.

Lo que debería ser una historia de amor, para mi, es una historia de desamor. Por un sencillo motivo, y es que en mi opinión, querer a alguien solo es el primer paso. Porque querer sin esfuerzo no sirve de nada, y querer de verdad implica ir a contracorriente mil veces, pelear por lo que uno cree aunque a veces dude. Y todo esto es lo que hace Dora, pero no lo que hace Luka. Y una historia de amor debería ser cosa de dos, no de uno. 

Por eso mismo, mientras que he podido empatizar totalmente con Dora, Luka me ha provocado muchísimo rechazo. Ella represente la lucha, el decir y hacer, la acción, el activo. Luka en cambio es un hombre cobarde, incapaz de cambiar su vida por miedo a las consecuencias a pesar de llenarse la boca diciendole te quiero a Dora. Prefiere el malo conocido que bueno por conocer y es muy comodón.

Fin spoiler.

Respecto a la narración, es de lenguaje sencillo y muy poético. La autora juega con palabras y muchos versos de Neruda, de manera que transmite las cosas de una forma preciosa. Tanto que al leer parece que las letras adquieren otro color, otra forma, un olor... Lo que no me ha gustado es que hay muy poco diálogo, y a mi me gusta que haya mucho. 

Tengo sentimientos encontrados con la novela. Por un lado, me ha gustado la realidad de la historia, y es que si al principio parecía que estaba ante una novela de amor que te provoca un subidón de azúcar, y a ratos sí lo hace, a medida que la lectura avanza por fin comenzamos a entrar en lo que es la vida real: que no todo es un camino de rosas y que por las cosas que uno quiere hay que pelear, y aun así, nada está asegurado. Además hay variedad de personajes, cada uno con un papel y una personalidad marcada que no son para nada novelescos, sino personas como cualquiera de nosotros, con nuestras virtudes y defectos.

Lo que no me ha gustado ha sido el exceso de dulce en los pocos diálogos que hay. Los protagonistas se hablan como si fuesen princesas de Disney, con un colorido y unas promesas de amor exageradas. Y digo exageradas porque el tiempo que pasan repitiéndose lo mismo, podrían emplearlo en hablar de otras cosas igualmente importantes y sin embargo, omitidas...

En resumen, es una buena novela, pero no sabría decir si es que yo tenía demasiadas expectativas (mea culpa) o si es que además, al ser vendido como "la historia de amor del año", hace pensar en algo distinto a lo que contiene en realidad. Y partiendo de eso, reconozco que hubiese leído el libro igualmente, pero que esa publicidad no se ajusta al contenido del libro.


CADA DÍA, CADA HORA
-Natasa Dragnic-
Editorial Seix Barral, año 2012
PVP. 18,50€



"Dora ve lágrimas en sus ojos y sonríe, ya que la vida es maravillosa. Luka. ¡Ese era el nombre! Y todo cobra sentido. Ella ha estado esperando y él ha acudido, un hombre hecho y derecho, no un chaval de nueve años que aún ha de esperar para que sus músculos se desarrollen, no. Está para no dejarlo escapar, tanto que sus manos se humedecen, y ahora todo va bien, y la vida puede empezar."


martes, 19 de junio de 2012

EN REALIDAD SE MIENTE MUCHO MÁS

Descartando los libros que no me interesan y los que ya he leído, y teniendo en cuenta que la biblioteca de mi pueblo no tiene precisamente el fondo de el Ateneo, volví a casa con Una casa llena de palabras, otro de Amelie Nothomb que devolví rápido porque a las diez páginas ya me había aburrido soberanamente (ni recuerdo el título) y En realidad se miente mucho más.

No conocía ni el libro ni a la autora, pero al leer la sinopsis me pareció de lectura muy rápida, y como tampoco es que sea muy largo (son 239 páginas) y quería un libro que no pesara mucho para un par de viajes que tenía hacer en tren, me vino que ni pintado. Y ha cumplido su función perfectamente.

Carolin es una chica de 27 años que acaba de quedarse viuda. Su marido, Karl, además de morir repentinamente, le ha dejado en una situación curiosa: es heredera de todos sus bienes, los cuales ella desconocía y que alcanzan un valor económico importante. Y es que el difunto ha dejado bloques de pisos, obras de arte y joyas por las que ahora se pelean sus hijos y su hermano.

Por si eso fuera poco, el hijo no es otro que el ex novio de Caroline... 

Y con explicar todo eso, ya he explicado casi toda la historia. Siendo la recuperación y el duelo de la protagonista el eje central de la novela, alrededor hay otras situaciones, todas enlazadas, que forman todo el conjunto. Están Mimi y Ronnie, la hermana y el cuñado de Carolin que la acogen en su casa y procuran quitarle preocupaciones; por otro lado tenemos a Leo, su ex novio e hijo de Karl, que por motivos obvios no se lo pone fácil tampoco, y todo eso por no hablar de la psicóloga loca e incompetente a la que Carolin acude para hacer terapia o el farmacéutico, que la toma por una menor de edad alcohólica...

A pesar de poder parecer una novela triste por el duelo y la situación de la protagonista, es todo lo contrario. La historia, narrada en primera persona por Carolin, está cargada de una ironía muy buena que consigue transformarla en algo divertido y muy entretenido de leer.

Hay saltos temporales cortos, que suceden cuando para explicar una situación, Carolin retrocede, para luego volver al presente y seguir con la historia. No hay absolutamente ninguna complicación con los personajes ni el tiempo, al contrario, es la típica novela en la que con sólo leer los nombres una vez, es casi imposible olvidar quién es cada persona y que papel tienen en el libro. Además, Carolin es un personaje que en mi opinión cae bien rápidamente y con el que es muy fácil empatizar.

Además me ha gustado mucho el optimismo y la naturalidad con la que se trata el salir adelante de una situación dura, y como dice la propia contraportada, <<sobre tocar fondo y salir adelante, sobre el amor, las mentiras que todos nos contamos, y cómo las mejores cosas de la vida no son las que se compran con dinero.>>

No es una obra de arte, pero para llenar huecos de lectura fugaz como yo quería ha sido muy práctico, es una novela entretenida que invita a cogerla y seguir leyendo en cualquier momento porque no se hace nada pesada y atrapa de forma casi imperceptible. La recomiendo para ratitos de desconexión o un paréntesis corto de humor entre una novela y otra.


EN REALIDAD SE MIENTE MUCHO MÁS
-Kerstin Gier-
Plaza & Janes, año 2011
PVP. 11,99€




lunes, 18 de junio de 2012

MALDITA

Una vez más, me toca ser la primera en la apertura de reseñas de una lectura conjunta. Lupa decidió que yo tenía que empezar, y como a esta mujer no se decirle que no (ni quiero), desde hoy, Maldita va a estar en boca de 18 blogs hasta el 6 de julio. Así que empiezo...


Lo reconozco, yo no conocía a Mercedes Pinto. Y la entrevista que le hizo Lupa en su blog, que después leí, me pilló en mi momento out. Pero con esta mujer es imposible quedarse atrás, así que me puso al día y para cuando me di cuenta, estaba apuntada a la lectura conjunta (y eso que yo sólo pasaba por ahí....). Y la verdad es que no dejo de alegrarme de haberlo hecho.

Lucía es una niña que nace de un matrimonio que su padre se empeñó en destrozar. Cuando Adela estaba embarazada, su marido Diego la encuentra en el pajar de su cortijo abrazando a Juan, y completamente seguro de que su mujer le engaña y de que el bebé que espera no es suyo, decide ignorarla permanentemente y sepultarla bajo un manto de desprecio.

Pero nueve meses después, la noche que la pequeña Lucía llega al mundo, Adela fallece en el parto. Carmen, la abuela materna de la niña y único familiar que le queda además de un padre que reniega de ella, se hace cargo de la niña y así comienza su vida en una casita anexa al cortijo, el único lugar donde Diego les consiente vivir y donde Lucía hace vida querer ni necesitar salir al exterior.

Pero una desgracia va detrás de otra, y cuando Lucía comenzaba a entender la vida, se encuentra con el segundo revés: Carmen fallece.

Contra todo pronóstico, la niña sigue adelante sola, aprendiendo así a cuidar de si misma de una forma excepcional que sólo un niño puede hacer. Si bien es cierto que hay personas a su alrededor que la quieren y a su manera, colaboran con su cuidado, como Ángel, Herminia, Luisa o Pedro, el mérito es de la propia pequeña, cuya inocencia y fuerza de voluntad es más de la que cabe en un cuerpo tan pequeño. Lucía es sociable, abierta, cariñosa y siempre dispuesta a recibir a todo aquel que quiera ir a verla a su casita. Solo hay dos problemas: el anteriormente mencionado, que no quiere salir de casa, y el hecho de que no hable.

La vida podría continuar así, pero una niña no puede pasarse la vida encerrada en una casita, su padre tiene que tomar decisiones y no paran de presionarle, y a pesar de que hay quienes adoran a la niña, hay otros que no la quieren tanto

A partir de ahí es cuando la trama comienza a coger forma.

Por un lado está su historia familiar que vamos conociendo gracias a momentos que parten de la memoria de Diego, de Pedro (el mejor amigo de Diego), de Ángel, de Juanito, de Luisa… Todos los personajes que componen la novela tienen algo que decir, algo que aportar a la historia de forma que no parece tener mucha importancia pero cuya realidad es bien distinta porque todas las historias y recuerdos son necesarios para comprender la vida de Lucía.

Secretos y mentiras, inocencia y ternura, pasión y entrega, todo se mezcla como en la vida real. Alrededor de Lucía hay personas buenas y malas, con intenciones mejores o peores, más o menos valientes que han dejado van a dejar huella de una forma u otra en la vida no solo de la niña, sino de su familia desde antes de su concepción.

"En aquel momento, Lucía estaba en otro mundo, no en su mundo particular, en otro mucho más sublime, en ese en el que abandonamos la identidad y nos unimos a la esencia original, donde no existe el tiempo, ni el lugar; sólo sientes.

Herminia supo que en esa casa estaba aconteciendo un milagro, un milagro que te asalta pocas veces en la vida, pero que, cuando ocurre, te reconcilia con tu existencia y, sin la más mínima explicación, te hace comprender el porqué de todas las preguntas."

¿De qué trata exactamente la novela? Aquí vuelvo con la teoría de que cada lector potenciará más unos aspectos que otros. La fortaleza y capacidad de supervivencia de los niños, la esperanza, el peligro de los silencios y de (que Diego me perdone por lo que voy a soltar) el analfabetismo funcional, los trapos sucios familiares que todos tenemos, la amistad, el amor… O todo junto. La autora ha mezclado varios temas en uno solo creando así un conjunto en el que nada sobra y nada falta.

Sobre la composición y lenguaje de la novela, es de los que me gustan a mí: sencillos, de andar por casa, como escuchar a un amigo contarte una historia. La autora no se ha metido en expresiones complicadas y ha sabido manejar estupendamente los saltos temporales de pasado a presente (cuando un personaje recuerda algo, por ejemplo). Lo único que me ha sabido a poco ha sido que en algunos momentos los diálogos y algunas tramas me han resultado cortos. Es decir, creo que de esta novela hubiesen podido salir muchas más páginas, y si aun así el conjunto me ha gustado, lo único que me quedar por decirle a Mercedes Pinto es que no deje de escribir y estirar ese potencial que ha demostrado tener.

Creo que esta novela es merecedora de editor. Que tiene mucho enganche, mucha ternura y es una buena historia. Si bien es cierto que más ayuda profesional hubiese sido maravilloso para Mercedes y el libro en cuanto a forma y extensión, me parece muy buena novela.

Solo me queda dar las gracias a Lupa y Mercedes Pinto. A Lupa, por suerte, ya la tengo localizada y a Mercedes, con la que he tenido ocasión de hablar y me ha encantado, sin duda voy a seguirle la pista.


MALDITA
-Mercedes Pinto Maldonado-
Amazon, 2012
PVP. 0,89€
Para comprar el libro, click aquí.



BOOK TRAILER 




La autora dice...
"Creo que el novelista es alguien que consciente de que no podrá realizar sus sueños en esta breve existencia los hace realidad sobre el papel; escribir es una forma de vivir más. Entiendo que el escritor de novelas es alguien que por falta de medios, tiempo o simple cobardía utiliza la imaginación, el papel y la tinta para viajar en el tiempo y el espacio, capaz de vivir mil aventuras sin moverse de su asiento. Pero no es suficiente la imaginación, es este un oficio de artesanos que hay que cultivar, porque a escribir se aprende escribiendo y, por supuesto, leyendo. (...) Mi última publicación: “Maldita” (en Amazon, formato Kindle)."

(Extraído de su página de Facebook.)

·Sobre ella.
·Blog.

*Orden de las reseñas (imagen descaradamente mangada del blog de Lupa, sí...)




sábado, 16 de junio de 2012

UNA CASA LLENA DE PALABRAS

Vi este libro en el escaparate de una librería y la portada me llamó la atención. Yo siempre me paro en todas las librerías, al menos a mirar el escaparate, pero esa vez me quedé mirando la portada. Nada especial, una chica con la cara tapada por un libro en un prado verde. Pero el conjunto de colores me fascinó (momentos yo-mi-me-conmigo) y el título terminó de enamorarme: Una casa llena de palabras. Es como mínimo, poético...

Rose, Bean y Cordy son tres hermanas que prácticamente no tienen nada en común: Rose, la mayor, es la clásica hija responsable, siempre dispuesta a cumplir y a hacer todo lo que se espera de ella. Bean es la guapa de la familia, que se marchó a Nueva York sin mirar atrás y ningún sentimiento de apego hacia su casa, y Cordy, la pequeña, una cabeza loca que se pasa la vida dando tumbos por la carretera y cayendo donde el viento la deja.

<<Las hermanas Andreas crecieron rodeadas de libros. El lema de su familia podría perfectamente ser “no hay problema que no se pueda solucionar con un carné de biblioteca”.>>

Pero partiendo de la supuesta idea de que las cosas no ocurren por casualidad, la madre de las chicas anuncia que tiene cáncer de pecho y debe someterse a tratamiento, por lo que casi sin darse cuenta el clan entero se encuentra de nuevo bajo el mismo techo, con todos los roces que eso supone. Además, el padre de las chicas es un profesor universitario que ha dedicado su vida al estudio de las obras de Shakespeare, por lo que sus libros y la lectura en general siempre han estado muy presentes en su casa; tanto, que muchas veces se comunican entre ellos mediante frases de la obra del bardo, algo que le da un toque de humor a la situación.

La importancia de la historia se centra sobre todo en que las tres hermanas han vuelto a casa no solo por la enfermedad de su madre, sino por sus fracasos personales. Cada una, sin saber de las demás, van regresando con sus mochilas cargadas de piedras y la necesidad de vaciarlas para poder seguir adelante con sus vidas.

“Nos queremos mucho. Lo que pasa es que no nos caemos demasiado bien.” 

El hecho de no tener una relación "ejemplar" entre hermanas, dificulta las cosas en un principio, y a medida que el libro avanza cada una va lidiando con sus fantasmas y el trío se va uniendo, de forma que se enfrentan a las situaciones solas y en familia.

Es un libro difícil de explicar sin caer en el spoiler. O al menos a mi, me cuesta mucho. Hasta aquí es lo que creo que más o menos puedo contar del libro sin destripar argumentos ni sucesos porque todos y cada uno de ellos van de la mano. 

La novela se divide en capitulos y la narración es extraña: las hermanas se van alternando pero no por capítulos ¡sino por párrafos! Y es un poco liante saber quién es la que está narrando, cosa que se suele despejar porque siempre se hace mención a las otras dos y por lo tanto, queda bastante claro, pero hay momentos confusos en los que parece que la voz pertenece a una cuarta persona y en realidad no es así. Ese detalle de alternar por párrafos y sin previo aviso, es lo que no me ha gustado.

Otro detalle que más que no gustarme, me ha dado mucha pena, ha sido que no se ha ahondado todo lo que podría en la vida personal de cada hermana. Hay una historia concreta con mucho que contar (el libro tiene 336 páginas) y todo está más o menos bien explicado pero resumido. Me hubiese gustado que se dedicase más tiempo y páginas a cada hermana.

Ahora bien, la novela en sí, merece la pena. Siempre he dicho que las novelas en las que parece que no pasa nada o todo es muy lento, no me gustan nada. En esta, es todo así, pero me ha gustado mucho, porque está totalmente compuesta por sucesos cotidianos de distintos tipos de persona que forman una familia en una situación delicada y muy realista que podría pasarnos a todos, tanto por el cáncer como por los amores, desamores, trabajos y situaciones laborales, ilusiones y la búsqueda y descubrimiento de uno mismo.

Es una novela como yo no me la esperaba, que creía que sería más bien del estilo de La librería de las nuevas oportunidades, con un toque más novelizado y fantasioso. En cambio es algo totalmente humanizado, realista, contado desde la ternura, el dolor y la superación. He tardado en leerlo un poco más de lo esperado porque he tenido que hacer paradas reflexivas, cosa que en mi opinión, ya dice mucho.... Me ha transmitido mucha energía y sobre todo, un mensaje muy positivo: querer es poder.


UNA CASA LLENA DE PALABRAS
-Eleanor Brown-
Roca Editorial, año 2012
PVP. 19,00€




·Web de la autora (en inglés)



jueves, 14 de junio de 2012

Sonrisas

Me encantan esos días de sonrisas repentinas, como en los que llega temprano un mensajero con un sobre que dentro tiene otro sobre, que dentro tiene otro sobre, que dentro tiene una edición no definitiva, pero edición al fin y al cabo de un libro que quiero, quiero, quiero...


Esta es la portada de la edición no venal de Cada día, cada hora, que ha llegado gracias a Bloguzz. En una hoja semitransparente con la portada original fundida, han adjuntado una nota con la sinopsis de la novela. 

Pero lo cierto es que la ilusión es la misma, y esta portada me ha gustado muchísimo...

"-Es difícil de creer.
-¿Qué?
-Que estés aquí.
-¿Por qué?
-Después de tantos años.
-Es bonito.
-Como cuando uno vuelve a acostarse en su cama después de un largo viaje.
-Ya.
-Cuando uno redescubre un sabor de la infancia.
-Una piruleta redonda blanca.
-Con un dibujo en medio.
-Y el borde de colores."



miércoles, 13 de junio de 2012

Suma y sigue

Emma volvió a lo grande, con sorteo, y ahora lo magnifica al llegar a 100 seguidores (¡¡enhorabuena, preciosa!!) y nos regala otro sorteo. Pero aquí no hay un título concreto, ¡sino que el ganador lo decide!

Además, tiene un método curioso (y digo curioso por no decir que para mi era absolutamente desconocido hasta el momento...) para contabilizar a cada participante, vamos, tecnología punta...

Para participar, tenéis plazo hasta el 3 de julio, ¡aquí os dejo las bases!



Una vez más ¡gracias Emma! :)


martes, 12 de junio de 2012

LA LUZ EN CASA DE LOS DEMÁS

Aunque no me quejo de las lecturas que he tenido últimamente, con pocos libros he sentido la conexión que he tenido con este. De hecho, haciendo memoria, el último que se me viene a la cabeza es El mayor Pettigrew se enamora, que leí a finales de enero.

Estas conexiones no puedo explicarlas sólo como un interés por el argumento y el tema a tratar. Es mucho más que eso. Sí, el argumento juega su papel, lógicamente, pero libros de la misma temática hay mil y sin embargo, cuando supe de El mayor Pettigrew se enamora, sólo sentía que quería leerlo, mas pronto que tarde. O más bien, que debía leerlo. Y cuando por fin lo tuve, me costó mucho soltar el libro en los momentos que tocaba hacerlo, pero me metí tanto en las páginas que el mundo dejó de girar y sólo existían sus letras.

Con La luz en casa de los demás me ha pasado exactamente lo mismo. Y tanto por la conexión como porque el libro ha llegado en el momento que más lo necesitaba, desde esta misma línea dejo claro que su puntuación son mis cinco Mafalditas, y que ya es uno de mis favoritos, de esos referentes que nunca olvidas.

María es la administradora del 315 de Grotta Perfetta, un pequeño edificio de Roma. Pero no es una administradora cualquiera, porque esta madre soltera de una niña de seis años, Mandorla, ha sabido ganarse un hueco tanto en el edificio como en el corazón de sus habitantes, y las reuniones están mas cerca de ser una terapia de grupo que una junta vecinal.

Pero una mañana, María sufre un accidente en el que fallece y ante la orfandad de Mandorla y sin ningún pariente cercano que se haga cargo de ella, los vecinos del 315 deciden adoptar a la niña de manera que viva temporalmente en cada uno de los cinco pisos. Entonces, Mandorla entrega una carta que le escribió su madre, en la que dice que su padre, hasta el momento desconocido, es uno de los vecinos del 315

Y aquí es donde entra el factor humano, nuestros miedos, nuestras pesadillas y esa mala costumbre que tenemos de preferir no saber a saber lo que puede hacernos daño: por decisión popular se le niega a la pequeña la prueba de ADN, y así todos serán su familia

De esta forma, y valiéndose de un grupo de personas y familias totalmente diferentes, la autora pone a jaque al modelo familiar con una crítica psicológica que en un principio puede pasar desapercibida pero que es perfectamente palpable.

"La vida puede cambiar de un momento a otro, si sabes reconocer ese momento, piensa Paolo."

Una mujer ya jubilada y soltera, un matrimonio con un recién nacido, una pareja de homosexuales, otra pareja se pasan la vida discutiendo y reconciliándose y una familia clásica compuesta por los padres, hija e hijo son las personas que se escoden tras las cinco puertas en las que Mandorla va a vivir. Sólo la diferencia de personalidades y situaciones ya nos sume en un amplio mapa de posibilidades familiares en las que prácticamente ningún patrón se repite. 

La novela, narrada al completo por Mandorla, comienza cuando pierde a su madre y cuenta los años que pasan hasta que cumple los diecisiete, tiempo más que suficiente para que conozcamos muy de cerca tanto a la huérfana como a los cinco clanes. Los miedos, las alegrías, ilusiones y penas de distintas personas tanto familiar como individualmente es lo que hace de este libro algo inmensamente humano y cercano para el lector. Porque no sólo se centra en la vida familiar, sino en las relaciones fuera de ella: Mandorla busca a su padre, va al colegio, tiene miedo, hace o le cuesta hacer amigos, se enamora... Y no sólo ella, sus cinco familias también sufren por amor, por la educación de sus hijos, por la vida que llevan y quisieran llevar...

La conexión con Mandorla niña, adolescente y casi adulta, para mi, es algo inevitable, y también la sensación de estar en casa con cada una de sus familias, viviendo las situaciones con ellos, gracias a la magnífica descripción que recibimos a través de los ojos de la protagonista. 

Además de una narración maravillosa, ágil, sencilla y de andar por casa, el final es sorprendente. O tal vez no tanto y soy yo la que aun está emocionada, pero en ningún momento se me hubiese ocurrido ese desenlace. Y lo puedo resumir muy fácil: un arrebato terrible de ternura y una sonrisa incontrolable.

¿Cómo explico que además de la crítica al modelo familiar, esta novela es muchísimo más que eso? Tal vez lo sea sólo para mi. El tipo de novelas que me gustan ha quedado más que claro en este año y medio que llevo con el blog, y mi debilidad hacia todo aquello que hable sobre las relaciones humanas y los sentimientos no es ningún secreto. Tal vez por eso, tal vez por el momento en el que me encuentro, tal vez porque tenía que ser así, Mandorla me ha parecido un campo de flores en medio de la niebla.

Apareció escondido entre las novedades de la biblioteca y sólo de pensar que tengo que devolverlo me produce hasta vértigos. Pero tarde o temprano, el 315 de Grotta Perfetta y Mandorla estarán en mi estantería, para quedarse siempre conmigo.


LA LUZ EN CASA DE LOS DEMÁS
-Chiara Gamberale-
Editorial Seix Barral, año 2012
PVP. 20,00€



"Qué sabrá la gente de cómo te hacía sentir María, que le bastaba mirarte de refilón un momento para darse cuenta de que te pasaba algo, y entonces decía: perdonad, pero antes de hablar de los gastos de basuras, ¿os habéis dado cuenta de que alguno de nosotros la basura la tiene dentro y que a lo mejor necesitaría vaciar el cajón de lo que tiene en la cabeza? Qué sabrá la gente de cómo te hacía sentir cuando te decía: ánimo, acuérdate de que no hay nada absurdo hoy que mañana no te parezca natural haber vivido."



lunes, 11 de junio de 2012

SECRETO DE HERMANAS

Yo no soy dada a las lecturas conjuntas, vaya por delante. Un libro tiene que atraparme mucho para que lo lea, porque aun a riesgo de perderme lecturas que pueden llegar a gustarme, creo que hay muchos libros en el mundo que quiero leer como para perder tiempo en otros que no me apetecen (y odio la expresión "perder el tiempo", porque creo que con la lectura nunca se pierde, pero espero que se sobreentienda). Porque para mi, leer es mucho más que un hobby y lo que busco en las lecturas lo tengo tan claro, que no veo por qué apartarme de mi meta.

Una vez aclarado esto, decidí participar en la lectura de Secreto de hermanas porque era un libro que yo quería leer. A toda costa. Así que cuando Lourdes me lo comentó, me tiré de cabeza a la piscina. 

Y así, para resumirlo: no había agua. Vamos, que el bacatazo ha sido elegante.

La novela narra una etapa larga de la vida de Adéla y Klára. Comienza en Praga, cuando la madre de las hermanas decide contraer matrimonio con un hombre que persigue su dinero y situación acomodada. La vida parece transcurrir tranquila en esa familia donde el padrastro dedica más tiempo a otra mujer y la madre guarda algún secreto que no se menciona pero queda patente cada vez que, a través de Josephine, tía de las niñas por parte de padre, reciben una carta de Ota, el tercer hermano, que años atrás se marchó de Praga para no volver.

Y en medio de esa tranquilidad, las cosas se precipitan cuando un trágico suceso obliga a las dos hermanas a abandonar Praga y poner en secreto rumbo a Australia, de forma que el padrastro nunca las encuentre...

Aunque el desarrollo comienza en Praga, esa parte sólo ocupa una mínima parte de la novela, ya que a partir de la huída, todo ocurre en Australia. Adéla y Klára comienzan una nueva vida junto a Ota, su mujer y su hijo. 

Y aquí viene la parte que tanto me fastidia en algunos libros: pasan muchas pequeñas cosas pero en realidad no pasa nada. En esta historia los sucesos son hechos cotidianos, del día a día que gracias a la variedad de personajes, forman un conjunto de vidas individuales y en grupo. Nada excepcional que no ocurra en cualquier otra vida: alegrías, penas, enfermedades, ofertas de trabajo, platos de cocina...

Adéla y Klára se van haciendo mayores y como tal, sus inquietudes van cambiando. De la misma manera, cada una desarrolla su propio carácter y se labra su camino en función de sus aspiraciones y de los hombres de los que se enamoran. Porque por supuesto, si esta novela tiene algo, es mucho amor y del trágico. 

El nudo y desenlace me han parecido confusos. Por la forma en la que transcurren las cosas, la novela podía acabar perfectamente poco después de la primera mitad. El resto me ha parecido un capítulo añadido, de escasa relación con el resto. Como si la autora hubiese tenido la sensación de haberse quedado corta y hubiese decidido hacer un largo capítulo extra con una de las hermanas como protagonista. 

Va todo tan encadenado que me cuesta mucho separar una cosa de otra sin cargarme la reseña con un spoiler enorme, y es que más que una novela, he tenido la sensación de estar leyendo el guión de una película. El ritmo me ha resultado terriblemente lento, y la historia totalmente predecible. Nada de lo que ha pasado me ha sorprendido, porque en realidad lo raro es no adivinarlo con varias páginas de antelación.

-Andarse con rodeos es una pérdida de tiempo. A la gente a la que respetas, hay que decirle la verdad.

A favor de la autora, además de algunas frases que he anotado porque me han parecido muy buenas, diré que el trabajo de documentación es impresionante y la descripción de los paisajes y animales australianos es excepcional. Pero de la misma forma que se pone a describir la fauna y flora, también entra a una descripción extensa sobre la historia del cine en Australia, cosa que para los cinéfilos debe ser una maravilla, pero a mi me ha resultado aburrido hasta el bostezo...

Resumiendo, me parece una novela muy predecible, sin ningún misterio y más digna de la clásica película de sobremesa de Antena3 que otra cosa. Tenía ganas de leer algo de la autora desde que leí la reseña de Tatty sobre La lavanda silvestre que iluminó París, pero visto lo visto, mi relación con Belinda Alexandra termina aquí.


SECRETO DE HERMANAS
-Belinda Alexandra-
MR Ediciones, año 2012
PVP. 22,50€




Listado de reseñas





domingo, 10 de junio de 2012

Fragmento: Como agua para chocolate

Todos nacemos con una caja de fósforos adentro, pero que no podemos encenderlos solos... Necesitamos la ayuda del oxígeno y una vela. En este caso el oxígeno, por ejemplo, vendría del aliento de la persona que amamos; la vela podría ser cualquier tipo de comida, música, caricia, palabra o sonido que engendre la explosión que encenderá uno de los fósforos. 

Por un momento, nos deslumbra una emoción intensa. Una tibieza placentera crece dentro de nosotros, desvaneciéndose a medida que pasa el tiempo, hasta que llega una nueva explosión a revivirla. Cada persona tiene que descubrir qué disparará esas explosiones para poder vivir, puesto que la combustión que ocurre cuando uno de los fósforos se enciende es lo que nutre al alma. 

Ese fuego, en resumen, es su alimento. Si uno no averigua a tiempo qué cosa inicia esas explosiones, la caja de fósforos se humedece y ni uno solo de los fósforos se encenderá nunca.


COMO AGUA PARA CHOCOLATE
-Laura Esquivel-

domingo, 3 de junio de 2012

Sorteo de Pakiko

Pakiko, de Las lecturas de Pakiko, quiere echar una mano a su paisano, Carlos Alberto Romero, para dar a conocer su libro. ¿De qué mejor forma que sorteando un ejemplar de su libro El amor que nunca llegará?

Lo ha puesto todo de lo más sencillito, y pueden participar personas con y sin blog. Interesante ¿no? Pues para conocer las bases, no hay mas que pasarse por su entrada correspondiente


Mucha suerte a todos ¡y muchas gracias, Pakiko!